La campaña mundial para que no maten al cachorro Buddy

Viajaba de Estados Unidos a España, pero en este último no lo dejaron entrar. Ahora corre el riesgo de que lo sacrifiquen.

Tiene tres meses, es tierno como él solo pero corre el riesgo de que lo maten. Se trata de Buddy, un cachorro que por problemas en el aeropuerto El Prat, de Barcelona, está en peligro de que lo deporten o incluso que lo sacrifiquen.

Todo comenzó cuando el viernes 12 de junio cuando su dueña, de nacionalidad española, arribó al aeropuerto europeo junto a nueva mascota que había comprado en Estados Unidos. Sin embargo, en la aduana no pudieron leer el microchip que se le pide a los animales cuando ingresan al país. Esto a pesar de que sí tiene uno, está vacunado contra la rabia y tiene más de tres meses, la edad mínima para ingresar a la Unión Europea.

Al no tener otra manera de comprobar si está inmunizado, le negaron el acceso al país y lo dejaron en el aeropuerto El Prat, de Barcelona. “Hemos probado con todos los lectores que tenemos en el aeropuerto, también con los que verificamos la entidad de otros animales con microchip norteamericano, y con otros que han aportado los propietarios, pero no hemos podido leer el microchip”, contó el director del área de Agricultura de la Delegación del Gobierno, José Luis Guarga.

Cuando la dueña se enteró de que, si el problema persistía, Buddy podía ser deportado o sacrificado, entró en pánico. Entonces, con la ayuda de sus conocidos, comenzó una campaña en las redes sociales para exigir su liberación.

Un petitorio dirigido al departamento de Sanidad Animal del aeropuerto y al Ministerio de Agricultura, publicado en Change.org, ya sumó cerca de 90.000 firmas.

“Buddy no está en condiciones de volver a Nueva York y por nada del mundo vamos a dejar que lo sacrifiquen. Por eso le pedimos a los responsables de El Prat que busquen una solución que nos permita sacar al cachorro de la habitación en la que se encuentra encerrado. Firma esta petición y ayúdanos”, dice el texto publicado en Change.org.

Sigue leyendo la nota acá.

En Vivo