Ni te imaginas cómo terminó una pitón tras tragarse un puercoespín

Siempre se ha creído que la python sebae, reptil que mide cuatro metros aproximadamente, se puede devorar cualquier cosa. Sin embargo, en la Reserva Lake Eland, de Sudáfrica, se comprobó lo contrario.

La víctima era un puercoespín, roedor que tiene una filosa armadura de púas. Una pitón comenzó a tragarlo con lentitud hasta que llegara a su aparato digestivo. Pero su intento se vio frustrado. Los cuidadores de la Reserva Lake Eland, de Sudáfrica, encontraron a la serpiente muerta, la abrieron para ver qué había ocurrido y sacaron el cuerpo sin vida del puercoespín, que estaba casi intacto.

Las púas le habría provocado tal daño que la serpiente no pudo disfrutar de su comida.

 

 

 

 

<iframe width=”560″ height=”460″ src=”https://www.youtube.com/embed/5KyteQOFQx8″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

En Vivo