Se corta el tatuaje con bisturí porque su novio la engañó y se lo manda por correo

Torz Reynolds no aguantó la traición de su pareja y tomó medidas extremas. Estuvo 90 minutos cortándose el brazo sin anestesia.  

Muchos recomiendan no hacerse un tatuaje de la pareja ya que si en el futuro la relación termina es un verdadero problema saber qué hacer con el tatuaje.

Algunos se lo sacan con láser mientras otros lo camuflan poniéndose otro encima. Sin embargo, lo hecho por Torz Reynolds es verdaderamente extremo y sanguinario.

Reynolds y su novio Stuart “Chopper” llevaban dos años de relación pero el tipo le dijo que debía mudarse a Alaska por temas de trabajo. La chica, entre lágrimas, lo fue a dejar al aeropuerto y tuvieron una emocionante y sentida despedida.

Pero una semana después, la chica descubrió que su novio nunca había abandonado el país y que todo el tiempo había estado en su casa en el condado de Essex, en el Reino Unido.

Al darse cuenta del engaño, Reynolds tomó una drástica decisión: sacarse el tatuaje que se había hecho por el amor a su novio, el que decía “Perra de Chopper”.

Pero no utilizó ni láser ni nada, simplemente un bisturí. Después de estar 90 minutos cortando y sin anestesia la chica logró sacarse el tatuaje.

Pero eso no era todo ya que luego de cortárselo lo puso en un envase y se lo mandó por correo a su ex novio. Una sangrienta venganza.

Mira las fotos acá. Advertimos que son explícitas y pueden herir sensibilidades.

En Vivo