La joven que felicitó al ladrón que le robó el celular en Meiggs

Belén le escribió una curiosa carta en Facebook a la persona que la dejó sin su móvil. 

No es de extrañar que en estas fechas los asaltos y robos aumenten. Lo inusual es que la víctima felicite a la persona que le robó.

Eso pasó con una joven, quien se identificó como Belén y que a través de su cuenta de Facebook le escribió un curioso mensaje a la persona que le robó su celular.

“Es ud. un maestro. El sigilo con que extrajo mi teléfono hoy en Estación Central me hace pensar que fui asaltada por un grande. Me gusta el trabajo bien hecho, aplaudo su destreza”, comenzó el curioso mensaje de esta joven.

“Que usted lo haya hecho sin violencia, y con la delicadeza de un profesional, me obliga a agradecerle y a reconocer una labor ejecutada de manera fina. Creáme que no somos tan distintos”, le agradeció Belén al ladrón.

Sin embargo, le aseguró a la persona que “no logrará amedrentarme ni alejarme de lugares que frecuento. Mi hábitat son los barrios comerciales. No me apesta la gente, ni los olores, ni que se vea poco el cielo, soy un animal de ciudad y me muevo con alegría por ella. Por eso seguiré yendo a Meiggs, a Rosas y a Independencia cada vez que quiera. No me verá comprando papelillos y filtros en el Alto Las Condes porque ahí sí que residen grandes usurpadores, mucho más peligrosos que usted. Yo seguiré deleitándome con la compra al por mayor, con la chuchería de la calle”.

Además, le aseguró que “había borrado las fotos sensuales que me saqué la otra semana. Eran tres, en poses diversas, no explícitas pero abiertamente sexuales y, disculpe la poca modestia, mostraba lo mejor de mí y se notaba”

“La gente dice que todos podemos elegir, que los pobres pueden optar a una vida distinta. No me jodan, yo hice lo mismo que hicieron mis padres y hermanos: estudiar, ir a una buena universidad y buscarme una pega linda. No fui astronauta, no fui alfarera, no fui doble de películas de acción. Hice lo que vi, y usted también, quién soy yo para condenarlo. Me duele que usted haya visto usurpación, abuso y violencia y lo haya reproducido. No es justo, como no es justo que usted se haya llevado mi celular, pero eso, por la rechucha, es un objeto, lo suyo es su vida, y la de sus hijos, y capaz que la de sus nietos. A usted sí que se lo cagaron. Vénguese. No vale. Haga justicia. Yo lo ayudo”

Carta abierta a quien me robó hoy mi celularEstimado/a ladrón/a:En primer lugar, felicitaciones. Es ud. un maestro….

Posted by Belén Sevaenbici Alosañosveinte on martes, 15 de diciembre de 2015

En Vivo