Brutal funa al tipo del cartel de #NiUnaMenos: revelan su vergonzoso pasado

Por varias horas fue el hombre más famoso de la marcha #NiUnaMenos por el cartel que llevaba. Sin embargo, su ex pareja hizo pública su historial de violencia y machismo.

Este miércoles, en diversas ciudades de Chile como en Argentina se realizó la multitudinaria marcha en contra de la violencia hacia la mujer bajo el lema #NiUnaMenos, donde miles de mujeres salieron a manifestarse en contra del machismo y la violencia de género.

Miles de pancartas y carteles apoyaban esta causa pero fue uno en particular el que se robó las miradas. Se trata del que llevaba un hombre con el torso desnudo y que decía “Estoy semidesnudo, rodeado por el sexo opuesto… Y me siento protegido, no intimidado. Quiero lo mismo para ellas”.

ni una menos cartel

El hombre en cuestión es Felipe Garirdo, quien se hizo famoso en las redes sociales luego de que su imagen junto al cartel se viralizara por la web. Sin embargo, sólo bastaron unas horas para que se diera a conocer el lado desconocido de Garrido. Esto porque la imagen llegó a las manos de Francisca Palma, ex pareja de Garrido, quien lo acusó a través de su cuenta de Facebook de no ser lo que intentaba mostrar.

La mujer aseguró que el hombre del cartel y que se mostraba como defensor de los derechos de la mujer, tenía una deuda de tres millones de pesos por no pagar la pensión alimenticia de su hija de once años y causas por violencia intrafamiliar.

A través de las redes sociales, además hizo publico una conversación con Garrido, donde éste le decía que no iba a poder ir a visitar a su hija porque tenía que quedarse trabajando. Horas después, todo el mundo compartía las fotos de Garrido en la marcha con su famoso cartel.

Según informa El Desconcierto, medio que habló con Francisca, la relación entre los dos comenzó a los 15 años cuando eran compañeros en el colegio Nuestra Señora de Andacollo. A los 19 años ella quedó embarazada. Tras el nacimiento de su hija vivieron un tiempo en la casa de los padres de Garrido y luego se mudaron a un departamento.

“Siempre nos cortaban la luz. La persona que nos ayudaba a cuidar a la niña atestigua todo esto. Ahí empezaron las peleas, porque yo ya estaba aburrida de mantenerlo, que no trabajara. Una vez me tiró un plato y me rompió el tendón, tengo una cicatriz en el pie. Llegamos a la Clínica y él me pidió que no le contara al doctor que me atendió para que no se fuera detenido. Me arrepiento mucho de haberle hecho caso”, relata Francesca.

Según informa El Desconcierto, Garrido tiene denuncias de matrato y de deudas impagas en el 4to Juzgado de Familia de Santiago. “Mi papá muchas veces me fue a buscar al departamento y yo estaba con la cara marcada por sus golpes. Si no me hubiese ido de la casa, capaz sería yo una menos”, dice Francisca.

La denuncia hecha por la ex pareja de Garrido se ha viralizado por las redes sociales, donde le recriminan su actuar y doble estándar.  “Te imaginas cómo me sentí cuando lo vi en todos lados, a la gente dándole pantalla a un tipo que ha hecho cuadritos mi vida y la de mi hija, dice Francisca.

pixel

En Vivo