El notable gesto de un conductor de autobús al ver que uno de sus chicos lloraba de frío

John Lunceford no soportó ver en la situación en que estaba uno de sus estudiantes por lo que decidió tomar cartas en el asunto.

En esta época del año, en el hemisferio norte el invierno muchas veces puede resultar implacable, con temperaturas que fácilmente llegan a los 10 grados bajo cero. Por esta razón siempre hay que procurar estar lo más abrigado posible

John Lunceford, un veterano del Ejército que maneja un autobús escolar en Washington, fue testigo del dolor que pueden provocar las bajas temperaturas. Un día se percató que uno de los estudiantes que se subía al autobús lloraba desconsoladamente.

washington shutter 600

Preocupado, Lunceford se acercó y le preguntó qué le ocurría. Al ver sus manos se dio cuenta del porqué del llanto del menor: sus manos y orejas estaban rojas producto de las bajas temperaturas.

“Le puse mis guantes y le dije ‘va a estar bien, todo estará bien”, precisó según indica el sitio Abc7ny.

De manera posterior, el conductor continuó con su trayecto para ir a dejar a los menores a la escuela. Fue en ese momento cuando tomó una decisión que cambiaría el futuro de muchos. Se dirigió a una tienda para comprar 10 pares de guantes y gorros, volvió a la escuela y buscó al pequeño con el que había hablado en la mañana para darle un par de guantes y un gorro, para que nunca más llorara por frío.

school bus shutter 600

“Soy abuelo, ¿sabes?. Nadie quiere que un niño sufra así”, le dijo al estudiante mientras le entregaba los guantes y el gorro.

Pero este no será el último estudiante que Lunceford ayudará, ya que lo vio con su joven estudiante lo motivó a replicar este gesto con cualquier niño que aparezca en su ruta y que necesite de su ayuda.

Fotos: Shutterstock/Facebook.

pixel

En Vivo