Este es el verdadero motivo de por qué nos mordemos las uñas

Muchos creen que es un mal hábito, pero tiene otra explicación e incluso puede llegar a ser peligroso para quienes lo hacen.

Cuando estás nervioso, cuando estás triste, cuando estás ansioso, siempre hay una excusa para hacerlo. Existen desde Presidentes hasta personajes históricos que han tenido el mal hábito de comerse las uñas, pero ¿conoces el verdadero motivo por el cual lo hacen?

1

Generalmente, te llevas un dedo a la boca de manera inconsciente, y con tus incisivos vas cortando cada pedazo de uña, luego lo tiras, provocando que a veces te generes una herida fea.

La onicofagia, o mejor conocida como el morderse las uñas, es un problema provocado por falta de control de impulsos, y hay algunos casos debidos a la existencia de trastornos obsesivos compulsivos.

Según los psicoanalistas esto se trata de una fijación oral, la cual es generada por un trauma o alguna carencia durante el periodo de lactancia, o falta, o exceso de comida en ese mismo periodo.

Normalmente, este problema se da en personas que tienen niveles muy altos de ansiedad, y que finalmente reprimen sus síntomas. Es por eso que se muerden las uñas, ya que es una forma de auto-agresión.

3

Queremos aclarar que una persona que tenga este problema, no quiere decir que necesariamente reúna todas esas características, pero sí hay que reconocer que no sólo afecta el aspecto de los dedos, sino que es antihigiénico y puede llevar a infecciones.

¿Cómo dejar de morderse las uñas?

Aunque no existen tratamientos psicológicos que manejen este tipo de mal hábitos, existen psiquiatras y psicólogos concluyen que lo más importante es comenzar a poner más atención al problema.

Uñas mordidas

Esto quiere decir, que si estamos alertas, nos podremos dar cuenta al minuto de llevarnos el dedo a la boca, pudiendo así reprimir la acción. Sin embargo, no es fácil hacerlo, ya que al tratarse de un movimiento tan común y simple, puede que no te des cuenta y lo realices de manera automática por acción de las áreas primitivas del cerebro.

Chica mordiéndose una uña

Otros expertos, proponen una solución más simple: mantener las uñas lo más cortas posible. De esta manera, no nos veremos tentados. A pesar de esto, existen personas que ya han seguido esta recomendación, pero aún así siguen mordiéndose, llegando a provocar heridas en sus dedos.

El dejar de hacer ciertos hábitos, sobre todo los que hacemos desde pequeños es casi imposible, pero sólo tienes que tomar un poco de conciencia y así hacer el esfuerzo necesario para dejar de morderte las uñas. Con eso, estarás dando un gran paso para superar ese problema.

En Vivo