La ciencia encontró el punto débil de los vegetarianos

Un estudio de la Universidad de Cornell dejó en evidencia un grave problema de las personas que mantienen este tipo de dieta. 

El consumo de alimentos exclusivamente vegetarianos, a largo plazo, es causante de una mutación genética llamada rs66698963, la que se ubica en el gen FADS2 y que genera que las personas sean más susceptibles a la inflamación.

Pero eso no es todo, ya que ésta está asociada a un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón y cáncer de colon, tal como asegura un estudio de la Universidad de Cornell, publicado por la revista Molecular Biology and Evolution.

A través de datos usados del proyecto internacional 1000 Genomas, que tiene como objetivo catalogar la variación genética en la especie humana, el equipo de investigadores halló la prueba de que la abstención completa de consumir carne provoca la aparición de la mutación que acelera la producción de grasas poliinsaturadas.

Y es que este componente se encuentra en el ácido araquidónico, el que es culpable del desarrollo de enfermedades del corazón, cáncer de colon y otros trastornos relacionados con la inflamación.

shutterstock_337540496

“Los cambios en el equilibrio dietético de ácidos grasos omega-6 y omega-3 pueden contribuir al aumento de las enfermedades crónicas observadas en algunos países en desarrollo”, alerta la investigación.

Para llevar a cabo la indagatoria, el grupo de expertos hizo un análisis genético entre los residentes vegetarianos de la ciudad india de Pune y entre sus antagonistas alimenticios, los estadounidenses de Kansas. La población de la primera localidad es un 70% vegetariana; mientras que el 80% de la segunda zona son aficionados a los productos carnívoros.

En Vivo