Denuncian a reconocidas marcas de belleza y salud por publicidad engañosa

El Sernac acusó a los productos de vulnerar el derecho de los consumidores de recibir información veraz y oportuna. 

Cerca de 10 marcas reconocidas en el mercado de la cosmética y la salud fueron denunciadas por falta de comprobabilidad de las afirmaciones publicitarias, además de inducir a error o engaño a los consumidores a través de la comercialización de los denominados “productos milagro”.

Los productos involucrados en el reclamo son Cicatricure, Osteartrit, Vigorón, MMS-Prime, Afrodisex, Cartígalo de Tiburón, Uña de Gato, Flurelle, Moringa y Desintoxicol los que vulneran la “comprobabilidad” y “veracidad” en sus anuncios comerciales, afectando el derecho de los consumidos a recibir información veraz y oportuna.

Y es que los llamados “productos milagro” se caracterizan por utilizar una estrategia comercial agresiva, la que suele estar desajustada a la realidad, respecto a las propiedades que ofrecen los productos, utilizándose además mensajes que apelan a la autoestima de los consumidores.

Es así que la denuncia del Sernac se basó en la falta de comprobabilidad de las afirmaciones publicitarias y por inducir a error y engaño a los consumidores, por las supuestas propiedades saludables y cosméticas y por los supuestos beneficios para la salud que poseerían.

Pese a que las empresas involucradas enviaron antecedentes que confirmaban la veracidad de sus afirmaciones, el Sernac envió los informes al Instituto de Salud Pública (ISP) para que se pronuncie al respecto.

Asimismo, la entidad denunciará a la empresa Procter & Gamble por no responder a la solicitud de información sobre la publicidad de la pasta de dientes Oral B 3D White y el shampoo Head & Shoulders; consigna Página 7.

Ante la penetración de los “productos milagro”, el Sernac realiza una serie de recomendaciones que puedes revisar a continuación:

– Es importante que los consumidores evalúen críticamente la publicidad y no se dejen llevar por promesas que parecen “demasiado buenas para ser verdad”.

– La publicidad debe ser veraz, oportuna y ser susceptible de ser comprobada, especialmente en los atributos que se le atribuyen a los “productos milagro” que se comercializan.

– Asimismo, los productos que se ofrecen en el mercado deben tener las autorizaciones que correspondan y en ningún caso arriesgar la salud o seguridad de los consumidores.

Todo consumidor que sufra daños por un producto que no cumple con su promesa, o que no contaba con los permisos respectivos, tiene derecho a exigir las indemnizaciones correspondientes.

 

En Vivo