Un hombre armado entró a asaltar y terminó siendo víctima de un robo

Unos segundos fueron suficientes para que el hombre fuera víctima de su “propia medicina”.

Un hombre armado intentó robar lo que pareciera ser una oficina de cambio de divisas, sin contar que la mala suerte lo perseguiría.

Y es que en medio del asalto dejó su pistola por un momento sobre una repisa, mientras sacaba de su mochila un martillo para romper el vidrio.

Fue entonces cuando en cuestión de segundos un cliente que se encontraba en la fila tomó el arma y salió corriendo, ya sea para evitar el delito o bien para quedarse con la pistola.

En Vivo