Niño de cuatro años fue condenado a cadena perpetua por asesinato

Se trata de Ahmed Mansour Karni, a quien se le acusa de haber cometido el delito cuando tenía tan sólo dos años.

Un tribunal de Egipto condenó a cadena perpetua a Ahmed Mansour Karni, un niño de tan sólo cuatro años acusado asesinato, intento de asesinato y destrucción de propiedad pública en 2014, es decir, cuando el pequeño tenía a penas dos años.

Aunque parezca descabellado, el caso de Ahmed no es el único. En Egipto hay cientos de menores que cumplen condena en cárceles como si fueran adultos luego de ser juzgados bajo la “pesca de arrastre”, implementada por el Gobierno en contra de los partidarios del depuesto ex presidente Mohamed Morsi.

Esta “pesca de arrastre” tiene como objetivo dar con los culpables de las protestas que siguieron al golpe de Estado en 2013 que aupó al ex general Abdelfatah Al Sisi. Bajo esta medida se han condenado a cientos de personas, entre ellos periodistas, niños o incluso ancianos ciegos.

“Su nombre debió ser añadido por error. El certificado de nacimiento -que demuestra que Karni nació en septiembre de 2012- fue presentado cuando las fuerzas de seguridad añadieron su nombre a la lista de los acusados, pero entonces el caso fue transferido a una corte militar y los documentos no han llegado al juez”, señala a medios locales su abogado.

Ahmed fue condenado junto a otras 116 personas y su caso demuestra una vez más que “el sistema Judicial egipcio es ciego y no importan las pruebas. Tiene miedo incluso de los niños”, dice la activista Mona Seif.

En Vivo