6 malos hábitos que debes evitar si no quieres destruir tu vida sexual

Muchas veces existe la creencia de que las cosas en la cama andan de maravillas, sin tomar en cuenta pequeños detalles que pueden estar arruinándolo todo.

No se puede negar que el sexo es una parte importante de las relaciones amorosas, quizás no lo es todo, pero sí importa, especialmente a la hora de evitar infidelidades y de tener una relación de calidad.

Por lo mismo, es fundamental no boicotear el buen trabajo que se puede lograr en la cama por culpa de malos hábitos que pueden destruir tu vida sexual y que, en muchos casos, no se tienen contemplados como acciones negativas.

Revisa a continuación los seis hábitos que debes dejar inmediatamente fuera de tu vida sexual:

1. Tener sexo cuando no tienes ganas: No estás obligada a tener sexo con él, sólo porque tienen una relación de pareja. Si no estás de humor, díselo. Y si de verdad quieres obligarte a hacerlo una vez, está bien, pero ten cuidado con caer en el sexo por obligación y no como una actividad placentera.

2. No tener juego previo: Tener sexo al estilo “rapidín” puede ser divertido, pero no es la única forma que existe, especialmente si se toma en cuenta que una mujer necesita al menos 10 minutos de juego previo para estar lo suficientemente lubricada. Por lo mismo, no se deben olvidar las instancias previas.

3. Hacer lo mismo todo el tiempo: Internet es un mundo infinito de posibilidades para quienes buscan nuevas técnicas y eso incluye el área sexual, las cuales ayudan no sólo a probar cosas nuevas, sino también a evitar el tedio de ocupar siempre las mismas técnicas.

4. Consumir alcohol antes del sexo: No tiene nade de malo tomarse uno o dos tragos antes de tener sexo, pero las relaciones íntimas estando completamente borrachas es otra historia. En primer lugar, las caricias pierden intensidad, puesto que el alcohol actúa como sedativo y, además, te hace perder la cabeza y olvidar ciertos detalles como, por ejemplo, usar preservativo.

5. No hacer ejercicio: Realizar actividad física es buena para el cuerpo, el estado de ánimo y, por supuesto, para la vida sexual. Si no estás en forma hay muchas posiciones bastante complejas de lograr y/o aguantar, poniendo en peligro el erotismo del momento.

6. Usar pijama feo: Dormir con ropa cómoda no es un pecado, pero de vez en cuando no cae mal jugar con prendas más sensuales que, seguramente, los dos disfrutarán. Formalizar las relaciones no significa disminuir los esfuerzos de seducción y de revivir la llama del amor. Ahora, si no te llama la atención usar vestuario para dormir que puede hacerte sentir incómoda, simplemente quítatelo.

En Vivo