Deporte o sexo: ¿qué actividad quema más calorías?

Con el fin de afirmar o desmentir la creencia de que las relaciones íntimas pueden sustituir la actividad física a la hora de mantener o reducir peso, un estudio de la Universidad de Quebec realizó este estudio. 

Muchas personas justifican su falta de actividad física en el exceso de relaciones sexuales, ya que existe una creencia de que los encuentros íntimos ayudarían a mantener a raya el sobrepeso y las calorías extras que se consumen a diario.

Ante esto, una investigación de la Universidad de Quebec en Montreal, Canadá, realizó una comparativa entre el sexo y el ejercicio para averiguar cuál de ambos ejercicios ayuda más en la búsqueda de reducir o mantener el peso.

La indagatoria, encabezada por el profesor Antony Karelis, escogió una muestra de 20 parejas heterosexuales entre 18 y 35 años, a quienes les propusieron hacer el amor una vez a la semana durante un mes. Junto con esta actividad, los participantes también debieron realizar durante 30 días cinco minutos de calentamiento y 30 de trote sobre la cinta de correr, sin inclinación y al 65% de su umbral de máximo rendimiento.

Los voluntarios llevaban consigo una pulsera fitness medidora de parámetros como el pulso, el ritmo cardíaco y las calorías que gastaban; consigna Infobae.

shutterstock_227453194

Gracias al mecanismo se descubrió que el consumo de calorías de los hombres en el sexo era de 4,2 kilocalorías por minuto; mientras que corriendo el número llegaba a las 9,2. En el caso de las mujeres, las calorías quemadas por minuto de relaciones sexuales fueron 3,1 kilocalorías, un número inferior a las 7,1 utilizadas en 60 segundos de trote.

“Aunque las relaciones en la cama pueden considerarse un ejercicio de intensidad moderada, es mentira que sea el mejor sustituto del deporte. No es cierto. De hecho, para todos aquellos que piensan que incrementando los encuentros sexuales pueden prescindir del deporte, les digo que es mentira. Al contrario, el ejercicio físico puede convertirse en un potenciador”, conluyó Antony Karelis, autor del estudio.

En Vivo