Los 10 alimentos que te ponen de mal humor

Muchas de nuestras comidas favoritas, y a las que recurrimos cuando necesitamos subir el ánimo, afectan los niveles de serotonina, causando más daño que placer. 

Para muchas personas es fácil estar de buen humor y siempre andar sonriente, pero para otras mantenerse jovial es todo un reto.

Aunque muchas veces depende de la personalidad, también puede deberse a las comidas que consumen a diario, ya que existen ciertos alimentos que por su componentes pueden afectar los estados de ánimo.

Muchos de estos productos están dentro de los favoritos de las personas, pero sus propiedades afectan los niveles de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”. Son alimentos que llevan las personas a un peak de buen humor, pero éste desciende rápidamente generando el efecto contrario.

Cafeína: El exceso de cafeína altera el estado de ánimo, provocando cuadros de ansiedad, nerviosismo y cambios de humor bruscos.

Papas fritas: Es una de las peores comidas que se pueden contemplar en la dieta y no sólo por su alto contenido calórico, sino también porque los aceites usados para su preparación son generalmente reutilizados, disminuyendo la actividad cerebral.

Embutidos: Las carnes procesadas como salchichas o hamburguesas contienen altos niveles de conservantes, los que junto a otros aditivos pueden causar dolor de cabeza, mal humor y retención de líquidos.

shutterstock_185462399

Margarina: A pesar de contener menos grasa animal que la mantequilla, contiene grasa procesada de origen vegetal que es la causante de muchos problemas de cambios de humor.

Frituras envasadas: Son un producto nocivo para la salud al ser alimentos procesados y fritos, pues son más difíciles de digerir, causando malestar y tránsito lento.

Bebidas gaseosas: Su alto contenido de azúcar refinada, sodio y ganas causan alteraciones en el ánimo, empezando por el falso sentido de la animación que entregan.

shutterstock_96004949

Maní salado: Pese a ser una gran fuente de proteína, el maní salado -especialmente el envasado- puede causar migrañas y mal humor, dado su alto contenido de sodio y aditivos.

Bagels: Este tipo de pan no sólo es peligroso por su alto contenido de carbohidratos, sino también porque aumenta rápidamente el azúcar en la sangre, aunque por un muy corto período de tiempo.

Pastelería: Estos productos saturados en mantequilla, aceite y azúcares refinados ofrecen un placer momentáneo, tras el cual llega el bajón emocional.

Bebidas sin azúcar: Pese a que no contienen azúcar y tienen un bajo contenido calórico, estos líquidos poseen aspartamo, un contenido cancerígeno y nocivo para la salud.

shutterstock_245134747

En Vivo