Se tatuó las cejas y quedó en shock al ver el terrible resultado

La mujer está viviendo sus peores días, debido a las consecuencias que trajo su deseo de tener cejas perfectas.

Amanda Coats, de 43 años, se encuentra viviendo un verdadera pesadilla, luego de decidir tatuarse las cejas en una clínica especializada en belleza.

Y es que de manera posterior al tratamiento, se suponía que todo funcionaría normal. Sin embargo, a la mañana siguiente, al despertar, se dio cuenta que en su almohada habían trozos de piel y al verse en un espejo, se percató de lo peor: tenía la zona de las cejas de color rojizo e irritado, según indica La República.

“Parecía como si se estuvieran comiendo mi piel, se estaba desprendiendo. Me dolía mucho. Tenía los ojos hinchados y no podía ni conducir. Ni siquiera podía llevar a mis hijos a la escuela por el dolor y el pus que tenía”, señaló la mujer.

Acto seguido, Amanda llamó a la clínica para exigir las explicaciones correspondientes, pero la ignoraron completamente. La clínica manifestó que el problema se pudo haber originado por una reacción alérgica a la tinta o por no haber seguido los consejos médicos.

Para solucionar el problema, Amanda debió desembolsar más de 1.300 dólares. No obstante, lo que más le preocupa son las posibles cicatrices con las que podría quedar.

“Estoy traumatizada y humillada, no puedo salir de mi casa”, expresó.

Fotos: Facebook.

pixel

En Vivo