Usar jeans ajustados afectaría en algo muy íntimo a los hombres

A esto hay que sumarle los malos hábitos de los hombres podrían afectar parte de su cuerpo.

Tras 70 días de desarrollo, los espermatozoides están listos para iniciar su viaje hacia el óvulo. En cada eyaculación, puede haber entre 3 y 200 millones de estas células. Pueden estar hasta tres días nadando, y tardar como mínimo 24 horas en llegar al tercio superior de las trompas de Falopio, lugar donde se encuentran con el óvulo. Es un camino difícil.

“Hay muchos factores que pueden afectar la calidad del semen: por ejemplo, algunos hábitos de vida, el estrés laboral, el consumo de alcohol o de tabaco, llevar ropa ajustada y consumir ciertos medicamentos”, explicó María Villa, técnico de laboratorio que trabaja en la sección de andrología en la clínica FivMadrid.

Jorge Cuadros, embriólogo clínico y director del laboratorio de fecundación in vitro de la misma clínica, agregó que “existen demasiadas leyendas urbanas y pocas evidencias científicas. Pero lo que habría que recomendar a los varones es que cuidaran sus hábitos en general”.

Cuadros también señaló que está confirmado que el consumo de alcohol y tabaco, y los trayectos largos en carro, tienen un impacto negativo sobre el semen, cuya calidad va disminuyendo también con la edad, sobretodo a partir de los 55 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece una serie de protocolos para evaluar las características del semen. La andróloga María Villa explicó que el primer paso para evaluar: es “observarlo a simple vista, si la muestra está muy licuada o es muy transparente, ya es mala señal”. Después se realiza un examen macroscópico, en el que se mide el volumen, la turbidez y el pH de la muestra. Le sigue un examen microscópico, en el que se cuentan los espermatozoides.

Los últimos estudios consideran al semen como un ‘biomarcador del estado de salud’, afirmando que la calidad del esperma está directamente relacionada con la mortalidad. Por ello, el primer y más importante factor que afecta al semen, es el bienestar general, informa el portal ABC.

Muchos factores pueden afectar  la esperanza de vida y calidad del semen. Por ejemplo, la obesidad, el tabaquismo, algunos medicamentos, la diabetes y la hipertensión.

shutterstock_531849952

Varios estudios han encontrado una correlación negativa entre el consumo de ciertos alimentos y algunos parámetros que miden la calidad del semen. Por ejemplo, el consumo de ácidos grasos trans y de lácteos (algunos muy ricos en estrógenos) podría afectar al estado de los espermatozoides, mientras que “la adopción de una dieta rica en fruta, verduras, pollo, pescado y cereales podría ser una forma segura y barata de mejorar la calidad del semen”, según sugieren los autores de un estudio realizado en la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Un grupo de científicos buscó relaciones entre la ocupación y la calidad del esperma, y encontró indicios de que el semen de los hombres que desempeñaban ciertos trabajos, como los de soldador o taxista, era peor, probablemente a causa de la postura del cuerpo y del aumento de la temperatura de los testículos.

La temperatura de los testículos es un factor clave, puede depender de la ropa o la postura corporal. Si bien se han encontrado pruebas de que algunos trabajos en los que se pasa muchas horas sentado pueden perjudicar la calidad del semen, los estudios que analizan la influencia de la ropa no ofrecen resultados tan claros. Sin embargo, una investigación encontró cierta tendencia a que la probabilidad de pertenecer a un grupo de hombres con problemas de fertilidad era mayor si se llevaba pantalones o ropa interior ajustada.

Multitud de estudios han constatado la importancia de la temperatura del escroto en el proceso de desarrollo de espermatozoides. Entre otras cosas, se ha comprobado que colocarse el ordenador encima de las piernas, aumenta la temperatura de los testículos y, por ello, esto podría tener efectos negativos sobre el semen.

Screenshot_15

Con respecto a los teléfonos móviles, algunas investigaciones sugieren que la exposición a radiofrecuencias y la utilización del móvil podrían afectar a la calidad del semen. Dada la complejidad de este tipo de investigaciones, los científicos proponen estudios más ambiciosos en los que se estandaricen las condiciones, para poder comparar sus conclusiones y así confirmar los efectos perjudiciales que parecen tener los móviles sobre el esperma.

Fotos:  Shutterstock

pixel

En Vivo