Revisa acá las ofertas imperdibles de Tienda La Red

La broma sexual de Demi Lovato a su guardaespaldas que desató el enojo de sus seguidores 

La cantante fue duramente criticada por algunos de sus fanáticos tras confesar el episodio en Twitter. 

Lo que sería una divertida tarde de contacto virtual con sus seguidores terminó volviéndose en contra de Demi Lovato. Este domingo la cantante decidió dedicar un par de horas a sus fanáticos a través de Twitter, donde les planteó la idea de que le hicieran preguntas de todo tipo para que ella las respondiera.

“¡Ayúdenme, estoy aburrida! Pregúntenme cosas, ¡vamos a hacer un preguntas y respuestas!”, tuitió la artista pop. Por supuesto, la respuesta de sus fans no se hizo esperar, quienes comenzaron a consultarle sobre aspectos privados de su vida personal y carrera, preguntas que la artista de 25 años fue eligiendo y respondiendo en su propio perfil.

“¿Cuál ha sido la mejor broma que has hecho?”, preguntó un tuitero. Fue precisamente esta consulta la que terminaría por transformarse en una polémica, debido a la respuesta de la intérprete, recoge La Vanguardia. 

“Contraté a una ‘chica de la noche’ en Las Vegas (Estados Unidos) y la envié a la habitación del hotel de Max (su guardaespaldas) para que lo sorprendiera. Ella entró a su habitación sin permiso y le agarró su ‘área’ y él se asustó muchísimo”, escribió junto a unas risas.

Mientras una parte aseguró que la confesión de Demi correspondía derechamente a un acoso sexual, puesto que la mujer ingresó a la habitación sin consentimiento del hombre y tocó sus partes íntimas; otros dijeron que la cantante no contaría algo así si realmente hubiese ofendido a su guardaespaldas.

Fue tal la polémica, que Demi borró el tuit a los pocos minutos. Pero como suele suceder en casos de este tipo, cientos de usuarios se adelantaron y capturaron la imagen, lo que abrió un enorme debate en redes sociales.

Primero la cantante se defendió con la idea que actualmente las personas están muy sensibles y se ofenden por cualquier cosa: “Juro que podría tuitear algo acerca de un antojo relacionado con los Jelly Beans (dulces) y ofendería a alguien”, escribió.

No obstante, no tardó en cambiar de opinión y pedir disculpas públicas: “Lo siento mucho si alguien se ofendió”, fue su segunda respuesta.

Por su parte, el guardaespaldas de la cantante aprovechó el momento de la discusión para sentenciar que él no se sentía ofendido con la broma que le hizo la artista.

Foto: Instagram. 

pixel

En Vivo