Revisa acá las ofertas imperdibles de Tienda La Red

‘Marriage story’: ¿Está la película favorita para el Oscar basada en una historia real?

Algunos datos hacen presumir que la cinta es una crónica fehaciente del divorcio del cineasta Noah Baumbach de la actriz Jennifer Jason Leigh.

Desde su estreno mundial la semana pasada, la cinta “Marriage story” (Historia de un matrimonio) no ha dejado de ser trendig topic en las redes sociales. La película del director Noah Baumbach, protagonizada por Scarlett Johansson y Adam Driver, es la favorita para los premios de la Academia 2020, sobre todo luego que recibiera seis nominaciones a los Globos de Oro.

El film, que fue estrenado en cines previo a su llegada a Netflix, es el retrato del traumático divorcio de una actriz y un director de teatro, lo que sumado a la avalancha de galardones que se avecina, ha despertado la atención del público que se comienza a preguntar por la verdadera historia en que se basa la trama.

Y los que conocen algunos datos, ya han especulado que está inspirada en la separación del cineasta y la actriz Jennifer Jason Leigh (Los ocho más odiados). “La película no trata sobre mi matrimonio de ninguna de las maneras”, se apresuró en explicar el director y guionista Noah Baumbach en esta entrevista en The Independent.

En cada una de las declaraciones de promoción ofrecidas hasta la fecha, Baumbach ha sido explícito al respecto de la influencia más o menos directa de su vida en el desarrollo del alabado filme. Pero las similitudes entre el director y la actriz interpretados por Driver y Johansson y los perfiles de Baumbach y Jason Leigh van mucho más allá de la profesión, el aspecto físico o tener un hijo en común. Al igual que el personaje de Nicole, Jason Leigh nació en California y se hizo un nombre en Hollywood por protagonizar una película adolescente subida de tono (Picardías estudiantiles). Ellos también se conocieron en Broadway, cuando la intérprete trabajaba en la obra Proof en 2001 y, para echarle más leña al fuego, él mismo reconocería en una entrevista con The New York Times cuatro años después que eran “una pareja de neoyorquinos pero con un terreno en Los Ángeles”.

Cuando empezaron a salir, ella era una actriz bien asentada en Hollywood y él un prometedor realizador en la escena cinematográfica independiente, siete años menor que ella. Se casaron en 2005 y hasta 2010, cuando anunciaron su separación, formaron pareja creativa en dos de los filmes de Baumbach: “Margot y la boda” y “Greenberg”. Esta última también protagonizada por Greta Gerwig, que se convirtió en pareja del director solo siete meses después del estreno de la película y de que Jason Leigh diera a luz a su único hijo en común, Rohmer. La actriz, como el rol interpretado por Johansson, pidió la custodia total del pequeño y localizó su residencia en Los Ángeles, con el cineasta viéndose obligado a recorrer el país para ver a su retoño cual Charlie (Adam Driver), recoge El País.

Pero el cineasta dijo a The Guardian: “Charlie no es más parte de mí que Nicole”. Pero más allá de las especulaciones, otro paralelismo indudable con la cinta es que Baumbach comenzó a hacerse un nombre de prestigio en la industria mientras que los mejores días de Jennifer Jason Leigh empezaban a intuirse ya lejanos, situación que denuncia Nicole en la cinta. Al igual que el personaje de Scarlett Johansson regresa a Hollywood para retomar su estatus de estrella con un piloto televisivo, la intérprete de “Los ocho más odiados” dejó Nueva York para rodar en Los Ángeles el piloto de Open, una serie de Ryan Murphy para HBO que finalmente no vio la luz.

El director, consciente de que el éxito de “Historia de un matrimonio” podría convertir a su ex en una inesperada protagonista de los tabloides estadounidenses, le enseñó tanto el guion como la cinta antes de que esta se estrenara. “Le gustó de verdad, porque no va sobre nuestro matrimonio”, confesó el realizador en The New York Times.

Baumbach además aseguró que para él es “un halago” que el público trace esos paralelismos porque significa que se ha involucrado emocionalmente con la obra. Para él, “Historia de un matrimonio” es una película personal, pero no autobiográfica, como ha repetido en más de una ocasión.

Foto: Shutterstock/Netflix.

En Vivo