¿Por qué la Justicia ordenó confidencialidad del informe psiquiátrico de Nano Calderón?

El hijo de Raquel Argandoña fue trasladado este jueves desde la clínica El Cedro a la cárcel Santiago 1 para cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva.

La jornada de este jueves fue decisiva en el futuro judicial del caso de Hernán Calderón Argandoña. La Corte de Apelaciones de Santiago, en la audiencia de revisión de medidas cautelares, ordenó la internación del imputado, formalizado por el delito de parricidio frustrado contra su padre, en la cárcel Santiago 1.

Con esta medida, la corte revocó la decisión del Tribunal de Garantía, que había accedido a la petición de la defensa, para que el hijo de Raquel Argandoña permaneciera en prisión preventiva en la clínica psiquiátrica El Cedro, ubicada en La Reina. En esa oportunidad, el argumento fue que Nano Calderón necesitaba ser “compensado”.

De esta forma, fue escuchada la petición de la Fiscalía, que buscaba que el imputado cumpliera la prisión preventiva en el penal, tal como lo estipula la ley. En horas de la tarde del jueves, cerca de las 17:10, el hijo de Raquel fue trasladado desde la clínica a la cárcel, donde permanecerá durante el periodo que dure la investigación en su contra.

Pero durante la audiencia de revisión de medidas cautelares un apartado llamó la atención, relacionado con el informe psiquiátrico oficial del estudiante de Derecho, que había sido integrado en los últimos días por el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, y que contiene relatos de médicos que lo atendieron en El Cedro.

Respecto a este informe, se ordenó la confidencialidad total del documento, debido a que contiene información considerada “sensible” sobre la salud de Calderón Jr.

“Atendido a que el informe médico incorporado al SIAGJ contiene datos sensibles respecto del imputado, y encontrándose tal informe ya notificado a los intervinientes, se ordena la confidencialidad del mismo y de la resolución que lo provee”, sostuvieron en la audiencia de este jueves.

Por este motivo, no se permitió que se hiciera público el contenido del informe, aunque se da por entendido que Calderón Argandoña es imputable y que no sufre enfermedades mentales invalidantes, ya que se ordenó su traslado a la cárcel.

Foto: Instagram.

En Vivo