“Lo maté”: Video personal de Sebastián Zamora denota probable encubrimiento en caso de menor arrojado al río Mapocho

Se trata de los registros que fueron grabados por la cámara GoPro del imputado por homicidio frustrado, quien está en prisión preventiva por lanzar a un menor al río Mapocho.

La Policía de Investigaciones perició los videos grabados por la cámara personal del excarabinero Sebastián Zamora, acusado de empujar a un menor de edad hacia el lecho del río Mapocho desde el puente Pío Nono.

Zamora, quien se encuentra en prisión preventiva imputado por homicidio frustrado, portaba una cámara no informada a la institución el día de los hechos, el pasado 2 de octubre. Por ese hecho, fue dado de baja, pero las imágenes que registró ya forman parte de la investigación.

Los registros de esa cámara fueron analizados por la Brigada Investigadora de Delitos contra los Derechos Humanos de la PDI en el marco de la indagación que lleva la fiscal jefa de la Unidad de Alta Complejidad Metropolitana Centro Norte, Ximena Chong.

En el informe de la PDI se señala que “el portador de la cámara (imputado) se puede apreciar que corre de manera diagonal al menor, a una velocidad no determinada”.

“Se escucha un golpe con la cámara, que genera un ruido de interferencia, y producto de esta acción, se tapa el lente de la cámara. Se observa en la parte izquierda lo que podría ser una mochila que portaba el menor”, agregan.

Se añade que luego se ve “la mitad del cuerpo superior del menor hacia el vacío y la inferior apoyado en la reja, sosteniéndose, con una de sus piernas levantadas, aparentemente sería la izquierda, doblada a la altura de la rodilla. Seguidamente se distingue lo que podría corresponder a un brazo del imputado”.

Luego, tras la caída del menor de edad, el excarabinero Zamora mira hacia el lecho del río.

En tanto, en un segundo video se puede ver cuando el piquete de Carabineros se retira del lugar mientras Zamora dice: “Lo maté”. En ese momento otro funcionario se le acerca y la responde: “Lo trataste de agarrar y se te cayó ¿ya?”. Zamora dice, “sí, ¿cierto?”.

Luego, se suben a un carro policial y un compañero sorprende a Zamora llorando. Ahí él, según el informe, le “denota una instrucción específica respecto de la versión que debe dar”.

“Ya, levanta la cabeza, ya mírame…, hombrecito pal’ agua, ¿estamos? Mírame, qué es lo que pasó… fuiste a agarrar a un gue…, que estaba tirando piedras, ¿no es cierto? Cuando lo agarraste, el gue… se te cayó, eso te pasó, ¿cierto? Eso te pasó, eso te pasó”.

También se le dijo que “no erí ni el primero ni el último que va a estar cuestionado por la gue… Pero si tu morí con tu versión no te va a pasar nada, ¿estamos? Nadie te puede hacer cambiar tu gueá, nadie, porque tu nunca tuviste la intención de botarlo ni ninguna gue… (…) Zamora, saltó… Yo estaba contigo, yo iba corriendo al lado tuyo, no te dejé solo en ningún momento”.

En el mismo informe la PDI informa que los videos deben ser sometidos a nuevas pericias para estabilizar las imágenes considerando su calidad, esto para darles mayor precisión.

POSIBLE ENCUBRIMIENTO

Fernando Monsalve, el abogado querellante que representa a la familia del adolescente dijo al respeto que “los nuevos antecedentes en la causa van en la línea de profundizar y comprobar los indicios que daban cuenta de la existencia de un posible encubrimiento. Es realmente grave el constatar que personal de Carabineros no solo se ha dedicado a reprimir a quienes hacen uso de su derecho a la protesta y manifestación, sino que incluso crean e inducen un relato exculpatorio cuando se cometen delitos tan graves como lanzar a un menor de edad por un puente de más de siete metros”.

De acuerdo a La Tercera, Monsalve anuncia que “ampliaremos la querella inicial para que se investigue este posible encubrimiento y si nos encontramos en presencia de una aplicación particular o como regla general de actuación en delitos cometidos por la fuerza represiva”. En esa línea, Monsalve finaliza diciendo que “esperamos que de una vez por todas el subsecretario Galli y el nuevo ministro del Interior estén de lado de las víctimas y no de aquellos que reprimen a las y los chilenos y chilenas”.

El hecho al que hace referencia Monsalve resulta relevante, debido a que la fiscal Chong ya expuso sus sospechas al respecto en la audiencia de formalización. Ahí la persecutora señaló que la conducta posterior del imputado y de los otros uniformados “tiende a mediatizar y derechamente a procurar encubrir como una supuesta detención las circunstancias que rodean al acto homicida”.

Por eso mismo la fiscal también está indagando los eventuales delitos de encubrimiento, falsificación de documento público y obstrucción a la investigación. Y eso último orientado no solo a Zamora sino que a todos los carabineros involucrados en los hechos que tienen relación con la supuesta detención de la víctima.

Foto: Poder Judicial.

En Vivo