Revisa acá las ofertas imperdibles de Tienda La Red

Cinco métodos para perder peso que están demostrados científicamente

Se trata de propuestas para incorporar a nuestras rutinas diarias que nos ayudarán a perder peso sin esfuerzo y, además, avaladas por la ciencia.

Cada vez son más las personas que no se preocupan solo por adelgazar y eliminar los kilos de más que tienen, sino que se preocupan por llevar un estilo de vida saludable que beneficie a su organismo. Es una forma distinta de mirar a la pérdida de peso: en lugar de reaccionar cuando existe el problema, nos adelantamos para que ese problema no llegue a presentarse.

La mejor manera de hacerlo es siguiendo los consejos y recomendaciones de los expertos en medicina y nutrición. En los últimos años, los estudios sobre adelgazamiento y estilos de vida sanos y equilibrados han proliferado, permitiéndonos saber más sobre cómo cuidar nuestro cuerpo y cómo aplicar esos descubrimientos a la rutina diaria.

El Confidencial recopiló cinco métodos para adelgazar que están avalados por los científicos. Pequeños trucos para adelgazar que podemos incorporar a nuestro día a día y que pueden ayudarnos a eliminar esos kilos de más que nos sobran para evitar el sobrepeso y, por tanto, posibles enfermedades relacionadas con la obesidad.

Métodos para perder peso

El primero de los métodos a los que apuntan los expertos es añadir proteínas a la dieta. Esa decisión puede ser doblemente efectiva: por un lado, nos ayuda a reducir los antojos dado que el cuerpo se nota más saciado y, por tanto, no tiene tanta hambre en los horarios entre comidas ni tampoco cuando es la hora de sentarse a la mesa.

Por otro lado, ayuda a desarrollar nuestra musculatura, por lo que los alimentos ricos en proteínas como las legumbres, los huevos o la carne de pollo son muy utilizados por deportistas y personas que buscan perder peso. Además, los científicos han demostrado que el organismo tarda más en digerir las proteínas, por lo que quema más calorías en ese proceso.

Los especialistas coinciden en que la mejor manera de adelgazar es por medio de una combinación de dieta y ejercicio. Sin embargo, cuando las personas que quieren perder peso escuchan eso optan, en muchos casos, por dietas milagro o sesiones deportivas que, al cabo de unas semanas, habrían agotado hasta al deportista más en forma.

Por eso, la segunda fórmula avalada por la ciencia es elegir dietas y rutinas de ejercicios que estén a nuestro alcance y que no sean exageradas. La mejor forma de no abandonar un proceso de adelgazamiento es que podamos seguirlo sin gran esfuerzo, por lo que hacer dietas realistas y entrenamientos prácticos que sean, además, divertidos nos ayudará a conseguirlo.

Cómo adelgazar de forma sana

El tercer método para perder peso pasa por los carbohidratos, un grupo de alimentos que tiene mala reputación cuando de adelgazar se trata. Sin embargo, los carbohidratos son, junto a proteínas y grasas saludables, los tres pilares sobre los que se sostiene nuestra alimentación y eliminarlos de la dieta no es una buena decisión.

Lo cierto es que hay muchos tipos de carbohidratos y los complejos son los que debemos escoger para perder peso. Alimentos como legumbres, guisantes, cereales integrales u hortalizas son ricos en vitaminas y minerales, pero también en fibra que ayuda al cuerpo a sentirse saciado antes de tiempo y, por tanto, a comer menos.

El siguiente consejo de los expertos en nutrición tiene que ver con el agua: mantenerse hidratado es fundamental para adelgazar. Pero, además, varios estudios han demostrado que beber agua unos minutos antes de cada comida ayuda a aumentar la sensación de saciedad, lo que supone al mismo tiempo reducir nuestra sensación de hambre, por lo que es ideal para perder peso.

El último truco para adelgazar según los científicos es seguir un plan de comidas, tener un calendario que, además de obligarnos a comer solo a determinadas horas, establezca qué alimentos vamos a tomar cada día. De esa manera, solo comeremos lo que está programado con antelación y eliminamos la posibilidad tanto de picar entre horas como de ingerir alimentos poco saludables porque no hayamos previsto qué comer ese día.

Foto: Shutterstock.

En Vivo