Narváez tras bajarse de la primaria con el Frente Amplio y el PC: “Daniel Jadue se asustó”

La candidata del Partido Socialista acusó al alcalde de Recoleta de “actuar con una lógica de política chica” e impedir que otros partidos apoyen su candidatura.

Una bochornosa jornada de negociaciones vivieron ayer los partidos de centro izquierda, luego de que no pudieran llegar a acuerdo para realizar primarias amplias de cara a las presidenciales.

En la tarde el Partido Socialista confirmó su decisión de inscribir a Paula Narvaez en la primaria del Frente Amplio y el Partido Comunista, rompiendo así la alianza histórica que había tenido con la Democracia Cristiana desde hace más de tres décadas.

Sin embargo, pasadas algunas horas, fue la propia Narváez quien desahució el pacto afirmando que “se han farreado esta oportunidad y no dan garantía de gobernabilidad”.

La razón del quiebre habría sido que algunos sectores del bloque PC-FA se negaban a incluir en las primarias al PPD, luego de que su presidente, Heraldo Muñoz bajara su candidatura y apoyara a Narváez.

“Aquí hay algunos que se plantean ser como los salvadores y reproducen una forma de hacer política que que daña la democracia, la confianza pública”, señaló Narváez un día después de la caótica jornada.

En conversación con Tele13 Radio, la candidata del PS reiteró que el pacto FA-PC “no dan garantías de gobernabilidad” y que “no fueron capaces de sostener sus palabras”.

“Esto refleja una política hecha con la calculadora y no poniendo el interés superior de Chile como el principal objetivo”, señaló.

Respecto a las declaraciones de Daniel Jadue, quien aseguró que el veto para no realizar primarias amplias había venido por parte del PPD y no de ellos, Narváez dijo que el alcalde de Recoleta “se asustó”.

“Lo que pasó es Daniel Jadue se asustó, y como no puede reconocer públicamente que se asustó -porque es como de poco líder, probablemente- mejor dice este argumento de que los vetaron”, dijo la candidata del PS.

Narváez acusó a Jadue de “actuar con una lógica de política chica” e impedir que los militantes de los otros partidos “pudieran apoyar mi candidatura”.

“La candidata soy yo, no es ni Heraldo Muñoz ni es Pablo Vidal. La candidata soy yo, y yo como candidata -porque así funciona nuestra democracia- puedo recibir el apoyo de otros partidos. Pero él estaba haciendo es impidiendo que los militantes de esos partidos pudieran apoyar mi candidatura, porque eso a él no le conviene”, dijo.

Narváez calificó la jornada de ayer como “una situación bochornosa” y espera que se llegue a acuerdo, ya que “no puede pasar es que la derecha vuelva a gobernar”.

“Cuanto menos fragmentados lleguemos, mejor”, señaló.

Fotos: Flickr

En Vivo