Atención a niños, niñas y adolescentes vulnerados tras el fin del Sename está sobrepasada

Tras el fin del Sename en reemplazo del nuevo Servicio de Protección de la Niñez el primero de octubre, que ahora se hará cargo de la protección y adopción de niños, niñas y adolescentes, los requerimientos por parte de los jueces han aumentado de forma exponencial.

“Calculamos que nada más que en la RM se deberán gestionar entre 10 mil y 12 mil causas”, informó Marcelo Inostroza, presidente de la FENADAJ, al precisar que antes de estos cambios no alcanzaba las mil causas.

Inostroza informó que en el caso de la Región Metropolitana, las curadorías, como son llamadas en el sistema a las atenciones de abogados a niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos que deben ser representados en los tribunales de Familia, han aumentado de 350 causas por abogado en promedio a casi 515 a menos de un mes del cambio de normativa.

Fuera de Santiago la situación no es muy distinta. El 30 de septiembre la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) de O’Higgins recepcionó 606 carpetas por parte de la ex directora regional (s) del ex Sename, Pamela Urquhart y se espera que una situación más compleja se registre en las unidades de las comunas de Puente Alto, San Miguel y las provincias fuera de Santiago.

Se trata de procesos judiciales donde la representación legal a favor de NNA busca defenderlos y rescatarlos de situaciones de abuso, maltrato, vulneración de derechos generados por falta de familia o persona responsable del cuidado; omisiones en su cuidado personal; inhabilidad transitoria o permanente para velar por sus derechos y cuando hay conductas peligrosas para su vida, integridad física o psíquica, entre otras cuestiones.

ABOGADOS ESPECIALIZADOS

La saturación del sistema es advertida por los dirigentes de las CAJs debido a que el proceso de traspaso de estas causas se está cumpliendo a lo largo de las 345 consultorios de las CAJs del país, muchos de los cuales ni siquiera tienen abogados especialistas en tema de familia e infancia.

En el caso del Programa Mi Abogado, unidad especializada en tema NNA con atención interdisciplinaria de abogados, trabajadores sociales, psicólogos, técnicos jurídicos y personal administrativo, esta seguirá con la atención exclusiva de los casos de niños con internación en residencia, por lo que no se contemplan como equipo de refuerzo para asumir nuevas curadorías.

“Hay que enfatizar que en el caso de las curadorías para NNA no se contempla tampoco como equipo de refuerzo a los postulantes de abogado (estudiantes practicantes de derecho) debido a la complejidad de las materias alegadas en los tribunales”, agregó Inostroza al advertir que “en los consultorios de atención más grandes del sistema en el país no hay más de tres abogados especializados en la materia.”

Aunque Inostroza confirmó que se ha conocido de la contratación de abogados en algunos centros de la RM dedicados en exclusividad a este tema, “no contamos con información seria que nos permita estar tranquilos en torno a las consecuencias que este proceso significará para el resto de nuestros usuarios”, enfatizó.

Para Inostroza, esta observación se basa en que, en la práctica, las causas de los NNA requieren profundo estudio y entendimiento para su mejor representación en su defensa de derechos con carpetas de más de 100 hojas y peritajes muy complejos desde lo técnico que deben ser estudiados en profundidad.

“Lo preocupante de la situación es que cada una de estas carpetas requieren una dedicación muy minuciosa de estudio pues se trata de procesos en curso con información del caso, gestiones administrativas y detalle de audiencias, entre otros, lo que está exigiendo cumplimientos que no estamos preparados para asumir sin recursos extraordinarios ni personal de apoyo”, enfatizó.

Cabe destacar que en año normal, las CAJs atienden a un universo de 600 mil personas vulnerables con problemáticas judiciales no solo en temas de familia, sino también laboral y civil.

En el 2017, mientras el entonces Sename atendía por designación de curadores ad litem desde el Programa de Representación Jurídica, Oficina de Protección de Derechos y direcciones regionales un total de 56.179 causas; las CAJs recepcionaban desde los consultorios jurídicos, centros de atención a víctimas y representación jurídica de NNA 12.656, es decir, un cuarto del total de abordajes.

Y para el 2018, el Programa de Representación Jurídica de Niños, Niñas y Adolescentes con régimen de protección con modalidades de cuidado alternativo, a través de convenios con las Corporaciones de Asistencia Judicial, significó un presupuesto de $2.689.926.000 para la cobertura de 1.930 NNA. 

En Vivo