Corte Suprema da curso a pedido de España para investigar al Banco de Chile por el Caso Riggs

El máximo tribunal del país dio curso a un exhorto de la Audiencia Nacional de Madrid para investigar si el banco del Grupo Luksic colaboró con el dictador Augusto Pinochet en el blanqueamiento de capitales y alzamiento de bienes públicos.

La Corte Suprema dio curso a un exhorto de la justicia española para investigar si el Banco de Chile colaboró con Augusto Pinochet en el blanqueamiento de capitales y alzamiento de bienes públicos en el denominado Caso Riggs.

En julio pasado la Audiencia Nacional de Madrid envió un exhorto al máximo tribunal del país para que reabriera una investigación para determinar si el banco de Andrónico Luksic ayudó a Pinochet y a sus asociados en el presunto delito de blanqueamiento de capitales y alzamiento de bienes entre 1998 y 2004.

El documento señala que la Corte Suprema “decidió dar curso al presente exhorto internacional, remitiendo los antecedentes al 34° Juzgado del Crimen de Santiago, a fin de que se practiquen las notificaciones solicitadas”.

El texto detalla que la resolución debe ser puesta en conocimiento de los querellados don Pablo Granifo Lavín, presidente del banco, así como al Banco de Chile, a Banchile Corredores de Bolsa y a Banchile Administradora General de Fondos, “estos últimos como responsables civiles subsidiarios”.

El fallo aclara que la decisión fue tomada con base en el pedido de la Justicia española que no incluye “algún pronunciamiento de fondo que pudiera afectar la competencia de los Tribunales Chilenos, y de esa manera la soberanía nacional o, en su caso, el orden público”.

Cabe recordar que el caso contra el Banco de Chile es una arista del llamado Caso Riggs que estalló en 2004 y que refiere al proceso judicial seguido contra de Pinochet y otras personas, bajo la acusación de malversación de fondos públicos, debido al descubrimiento de cuentas bancarias secretas que el primero mantenía en el Riggs de Estados Unidos.

Durante la investigación se determinó que Pinochet mantenía numerosas cuentas bancarias, bajo distintas identidades, en las que guardaba más de 21 millones de dólares, por lo que fueron procesados algunos generales y coroneles que estaban a su mando.

La investigación de la justicia española quiere determinar qué rol jugaron diversas entidades bancarias ya que muchos de esos dineros fueron a parar a cuentas de esos bancos.

Hace algunos días en el programa Pauta Libre el abogado Joan Garcés, quien investiga las “platas negras” de Pinochet en Banco de Chile, dijo que “se consideró que el dinero que había escondido era de un dictador que malversó caudales públicos”.

Según detalló Garcés el blanqueamiento de capitales alcanzaría el orden de US$100 millones.

Fotos: Wikipedia

En Vivo