Cuba desarrolla la primera vacuna latinoamericana contra el Covid-19 y con efectividad al nivel de Pfizer

El fármaco Abdala muestra una eficacia del 92,28% contra el Covid-19 tras la aplicación de tres dosis.

Cuba dio un importante paso en la lucha contra el coronavirus. El país desarrolló la primera vacuna latinoamericana para combatir el Covid-19 y con niveles de eficacia similares a los de Pfizer y Moderna, e incluso superiores a los de AstraZeneca y Sinovac.

Así se desprende de los primeros resultados obtenidos de la tercera fase de pruebas de Abdala y Soberana 02, dos de las candidatas producidas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), respectivamente. El CIGB informó de que Abdala ha mostrado una efectividad del 92,28% después de aplicar tres dosis a un grupo de más de 48.000 voluntarios, mientras que la protección de Soberana 02 es del 62%, con dos inyecciones, pero aún se esperan los resultados del tercer pinchazo, que debe incrementar su eficacia, indicó el IFV.

El expediente para optar por la autorización del uso de emergencia de Abdala fue presentado al Centro para el Control Estatal de Medicamentos. La misma solicitud para Soberana 02 se presentará ante la autoridad regulatoria cubana la próxima semana.

El representante en la isla de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), José Moya, valoró los resultados. El epidemiólogo dijo que “es una excelente noticia y nos llena de optimismo en la región”. El peruano recordó que en Latinoamérica “sigue habiendo un gran déficit de vacunas”.

Ahora el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) debe aprobar su uso de emergencia. Con eso Abdala y Soberana 02 podrán aplicarse masivamente en la isla. Unas 2.244.00 personas ya recibieron en Cuba al menos una dosis de alguno de las vacunas, publica El País.

El propósito de las autoridades sanitarias es tener en septiembre al 70% de los habitantes de la isla vacunados, y al 100% antes de que acabe el año. Cuando se publiquen los datos de los ensayos y se prepare el expediente, Cuba podrá solicitar a la OMS la precalificación y validación de sus vacunas, un procedimiento que exige rigurosas revisiones, comprobaciones científicas e intercambios, que puede durar meses.

Cabe destacar que Cuba trabaja en cinco vacunas contra el Covid-19: Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus, que son desarrollados por el IFV; y Abdala y Mambisa (esta última tiene la peculiaridad de ser administrada mediante un espray nasal), creadas por el CIGB. Todos los prototipos cubanos son vacunas de subunidad proteica, que se basan en inocular una proteína de la espícula del coronavirus, la parte que se une a las células que infecta, para producir una respuesta inmunológica.

Foto: Shutterstock.

En Vivo