Diputados del Frente Amplio y PC presentarán acusación constitucional contra el ministro Figueroa

El libelo es impulsado por los parlamentarios Camila Rojas, Camila Vallejo y Gonzalo Winter.

La falta de recursos para las escuelas que reciben financiamiento estatal en el contexto de la pandemia y el abandono a los docentes en esta nueva realidad educativa, son las razones esgrimidas por los diputados y diputadas del Frente Amplio y el Partido Comunista que presentarán una acusación constitucional contra el ministro de Educación Raúl Figueroa.

“Nosotros no estamos estudiando presentar una acusación, nosotras vamos a presentar una acusación constitucional. Ya tenemos redactado un texto para ello. Esto se concretará durante la próxima semana”, afirmó la diputada Camila Rojas (Comunes), quien impulsa el libelo junto a Camila Vallejo (PC) y Gonzalo Winter (CS), publica Cooperativa.

“Existe un abandono evidente por parte del Gobierno y del ministro de Educación. Detectamos una serie de situaciones que constituyen infracción al derecho a la educación y que afectan el aprendizaje de niños y niñas”, explicó la parlamentaria.

Rojas detalló que “la falta de nueva regulación hizo que muchos establecimientos recibieran en 2020 menos recursos que en un año normal. Incluso tenemos casos de escuelas sin financiamiento. Chile es uno de los pocos países que no invirtió más en educación en pandemia, cuando muchos niños, niñas y adolescentes ni siquiera tienen acceso adecuado a la conectividad”.

Sobre el abandono a los docentes, la diputada dijo que estos “han visto desdibujadas sus jornadas laborales y no existe una regulación para el trabajo docente en contexto de emergencia sanitaria. La ley de teletrabajo no aplica a profesores y profesoras. Por increíble que parezca, el Mineduc y el ministro no han jugado ningún rol en esto”.

Por su parte, Camila Vallejo argumentó que “esa falta de apoyo económico ha afectado seriamente el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes, además de complicar más la situación de trabajadores y trabajadoras de la educación. Esto, de la mano con la presión indebida por el retorno a clases presenciales viene a configurar un escenario para una acusación constitucional, no solo por negligencia y abandono de deberes, también por forzar a las comunidades educativas a un retorno a clases presenciales poniendo en riesgo la salud de las comunidades”.

Gonzalo Winter complementó que “nuevamente enfrentamos a un ministro de Educación que abandona sus responsabilidades con la educación pública, y peor aún, en una crisis que requiere conducción e iniciativa, no presiones y desregulaciones”.

Foto. Flickr.

En Vivo