Economistas cuestionan la Pensión Garantizada Universal anunciada por Piñera: “Sin financiamiento, no es solución”

José de Gregorio, Rodrigo Valdés, Eduardo Engel, y Andrea Repetto, manifestaron su preocupación por la forma en que se piensa financiar el proyecto que busca un aporte directo de $185 mil mensuales para quienes estén dentro del 80% más vulnerable. “Supone utilizar supuestas holguras que no son otra cosa que un espacio fiscal fantasioso que depende de proyecciones poco realistas”, señalaron.

La semana pasada el Presidente, Sebastián Piñera, anunció la Pensión Garantizada Universal (PGU) y que consiste en un aporte directo de $185 mil mensual para quienes estén dentro del 80% más vulnerable.

Sin embargo, un grupo de economistas enviaron una carta a El Mercurio cuestionando la medida acusando que no hay financiamiento para que pueda materializarse.

En la misiva titulada “Sin financiamiento la PGU no es solución”, los economistas José de Gregorio, Rodrigo Váldes, Eduardo Engel, y Andrea Repetto, pidieron fusionar los proyectos de la Pensión Garantizada Universal luego de que La Moneda ingresara dos iniciativas al Congreso: una establece la entrega del beneficio y la otra indica que las exenciones tributarias permitirán el financiamiento de esta medida.

Los economistas se refirieron a esta iniciativa y señalaron que la relevancia está en unir ambos proyectos, ya que por separado existe una posibilidad de que solo se prueben los gastos que conlleva el proyecto.

“Es una estrategia peligrosa ya que con alta probabilidad se aprobarán solamente los gastos. Es urgente fusionar ambos proyectos”, señalan en la carta.

Sin embargo, los especialistas plantearon que ni siquiera uniendo las iniciativas garantiza el financiamiento de la Pensión Garantizada Universal y señalaron que este sistema está muy alejado de la realidad.

“También supone utilizar supuestas holguras que no son otra cosa que un espacio fiscal fantasioso que depende de proyecciones poco realistas. Las holguras no existen cuando el déficit estructural está cerca del 4% del PIB”, señalan.

Además, los economistas calificaron que lo apropiado sería que la discusión se dé en simultáneo con el debate de la reforma al pilar contributivo, señalando que de esta forma se resolverán los problemas del sistema de pensiones.

“Sólo de esta manera estarán los incentivos para llegar a acuerdos y aprobar una reforma que resuelva de manera integral los problemas del sistema de pensiones”.

Por otro lado, añadieron que entienden la urgencia del proyecto, pero que no pueden seguir aumentando los desequilibrios fiscales, por más que el gobierno busque salir victorioso.

“Entendemos que es urgente mostrar avances. Sin embargo, no puede ser a costa de aumentar aún más los desequilibrios fiscales, por entendible que pueda ser que el gobierno busque comprar una victoria política en sus postrimerías”, dice la carta.

Fotos: Flickr/Shutterstock/Wikipedia

En Vivo