En cuatro meses Ripamonti redujo $7.000 millones de la deuda del municipio de Viña

Gracias a la aplicación de medidas como el control de horas extras y rebaja de costos operacionales, entre otras, la nueva administración logró rebajar el déficit financiero de 19 mil a 12 mil millones de pesos.

El 30 de junio Macarena Ripamonti asumió oficialmente como la nueva alcaldesa de Viña del Mar, dejando atrás los 16 años de la administración de Virginia Reginato.

El nuevo equipo se encontró con un déficit de casi $20 mil millones. Los primeros días de agosto Ripamonti denunció “crimen organizado” en la Corporación Municipal de Viña del Mar y un mes después afirmaba que estaba “absolutamente quebrada”.

En cuatro meses de gestión, la nueva administración informó que logró reducir $7.000 millones de la deuda del municipio de Viña del Mar.

Gracias a la aplicación de medidas concretas para ordenar las finanzas, como fue el control de horas extras, rebaja de costos operacionales y controlar la necesidad de ingreso de la Corporación Municipal, el municipio logró rebajar el déficit financiero de 19 mil a 12 mil millones de pesos.

“Es de público conocimiento que la administración del Municipio de Viña del Mar no fue entregada en las mejores condiciones financieras. Por eso, al día uno, nuestra prioridad fue ordenar la casa y nuestras finanzas, donde el Comité financiero, en estos pocos meses, ha tomado medidas concretas que al final del día van en beneficio de la comunidad viñamarina”, dijo Ripamonti.

La autoridad comunal agregó que también se redujeron los atrasos de 6 meses a 4, priorizando pagos de medianos y pequeños proveedores y reduciendo el atraso a 2 meses, el pago de servicios esenciales para la comuna.

También indicó que hay una revisión constante de los contratos que hoy ha permitido una posibilidad de ahorro, “como por ejemplo el contrato de aseo domiciliario con la empresa Cosemar, que optimiza el servicio y permite un ahorro por más de 440 millones de pesos anuales”, precisó.

“Nos pusimos al día con las cuotas de transferencia de la Corporación Municipal que se hace cargo de la salud y educación de la población más vulnerable de Viña del Mar, poniendo al día nuestras cuotas hasta noviembre del 2021”, indicó.

Ripamonti puntualizó que se estableció un presupuesto para el año 2022 que pone al centro la salud, la educación, la cultura, y la recuperación del espacio público.

Respecto del último tema, la jefa comunal afirmó que por años fue objeto de inversión y que las cifras a este respecto fueron maquilladas. “Es por eso que entregamos todos los datos de manera correcta y con tiempo a nuestro Concejo, para tener un presupuesto realista, buscando el equilibrio financiero como nunca se haya tenido en la administración de Viña del Mar, que vaya acorde con las necesidades financieras de la comuna”, sostuvo.

Cabe recordar que Ripamonti denunció que cuando la nueva administración llegó a instalarse al municipio, se encontró con una verdadera “máquina para desfalcar” y una estructura municipal y corporativa que “tiene prácticas excesivamente jerárquicas de mucho abuso”.

Tras las graves denuncias de irregularidades en el municipio de la Ciudad Jardín, el municipio contrató a los abogados Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, ex fiscales del caso Penta, para que investiguen las irregularidades detectadas en la Corporación Municipal.

Fotos: Wikipedia/Captura de video

En Vivo