Ex director de la PDI, Héctor Espinosa, fue formalizado por lavado de activos y apropiación reiterada de gastos reservados

Según la acusación del Ministerio Público, el otrora jefe de la policía civil “sustrajo ingentes montos de dinero” provenientes de “recursos públicos destinados a la satisfacción de gastos reservados”, los que alcanzan los $146 millones.

Este miércoles el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago formalizó al ex director de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa, por los delitos reiterados de malversación de caudales públicos y falsificación de instrumento público y un delito de lavado de activos.

En la audiencia también fueron formalizados María Magdalena Neira Cabrera, esposa del exjefe de la PDI, y Eduardo Villablanca, mano derecha de Espinosa en sus seis años al mando de la institución, según informa La Tercera.

Según explicó el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, entre los años 2015 y 2017 Villablanca, quien en ese entonces subcomisario de la institución, recibía de Espinosa dinero proveniente de gastos reservados de la PDI y los depositaba en las cuentas corrientes de su jefe y Neira.

“Entre los años 2015 y 2017 en dependencias del edificio institucional ubicado en General Mackenna 1370 de la comuna de Santiago, el referido director general de la PDI, sustrajo ingentes montos de dinero en moneda nacional proveniente de recursos públicos destinados a la satisfacción de gastos reservados y asignados a dicha institución”, explicó el fiscal.

Según expuso Campos, la custodia y administración de gastos reservados asignados a la Policía de Investigaciones de Chile “se encuentran a cargo de su jefe de servicio, el director general, quien decide la fecha, monto y disposición de esos fondos en diversas unidades institucionales”.

Es por ello, según el fiscal, Espinosa “es el responsable de la correcta inversión, pudiendo ser apoyado por los funcionarios y unidades que señale el mismo director general”.

De acuerdo a la acusación del Ministerio Público, cerca de 146 millones de pesos habrían sido desviados desde las arcas fiscales a las cuentas de Espinosa y su esposa mediante más de 50 depósitos bancarios.

Cabe recordar que en agosto pasado, el Consejo de Defensa del Estado (CDE), se querelló en contra de Espinosa por los delitos de malversación de caudales públicos, falsificación de instrumentos públicos y lavado de activos.

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) anunció durante esta jornada que presentó una querella criminal contra el ex director general de la Policía de Investigaciones, Héctor Espinosa.

El organismo detalló que la acción imputa “delitos de malversación de caudales públicos, falsificación de instrumentos públicos y lavado de activos”. Se indica además que va dirigida también en contra contra de quienes resulten responsables de dichos actos ilícitos.

Una semana después, el CDE anunció que demandará al ex director de la PDI y su esposa para solicitar futuras indemnizaciones.

En esa oportunidad, el organismo hizo llegar un documento al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago que tiene como intención “interrumpir la prescripción de las acciones civiles pertinentes”. Además, oficiará al Conservador de Bienes Raíces “para que informe si los querellados registran inscripciones de inmuebles”.

La formalización de Espinosa se da en medio de una serie de denuncias de irregularidades al interior de la policía civil y que tienen en la mira a su ex director.

Incluso, en octubre pasado, el hermano de la subinspectora Valeria Vivanco, quien falleció tras recibir una bala percutada por un arma de la misma institución, señaló que “tenemos acusaciones de que Héctor Espinosa sobornaba a medio mundo”.

Fotos: Flickr/Wikipedia

En Vivo