Llaman a que Chile sea declarado en “emergencia climática” en la nueva Carta Magna

El Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia de la Universidad de Chile publicó un documento en el que plantea la necesidad de que la nueva Constitución resguarde el medio ambiente, a raíz de la crisis climática que está viviendo la humanidad y que también afecta al territorio nacional.

El Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 de la Universidad de Chile hizo un llamado a que el país se declare en emergencia climática en la nueva Constitución.

En el primer boletín constitucional, el (CR)2 planteó la necesidad urgente de que la nueva Carta Magna resguarde el medio ambiente, a raíz de la crisis climática que está viviendo la humanidad y que afecta también al territorio nacional.

A través de 5 ejes, el documento señala que las autoridades deben estar atentas a la emergencia climática para “poder mantener las condiciones de habitabilidad en el planeta para las generaciones presentes y futuras”.

“El debate sobre los contenidos de una nueva constitución se realizará en el contexto de una era marcada por el impacto de la actividad humana sobre el planeta como consecuencia de los altos niveles de consumo, el aumento de la población mundial y el uso intensivo de combustibles fósiles”, señala el documento.

El boletín advierte que Chile es altamente vulnerable frente al cambio climático, debido a que se pronostica una disminución significativa de la disponibilidad del agua y la profundización de la sequía por la disminución de precipitaciones, especialmente en la zona centro sur, desde la región de Coquimbo a la de Los Lagos.

Además, advierte las olas de calor, principalmente en las ciudades del valle central en la zona centro del país, “las que pueden tener consecuencias en la salud además de propiciar la generación de incendios y el aumento de las floraciones de algas nocivas en los océanos”

“Estas consecuencias del cambio climático pueden afectar la seguridad individual y colectiva, la vida de las personas más vulnerables, la salud, la calidad de vida de la población en general, poner en riesgo los bienes materiales, la infraestructura, los servicios y el desarrollo de actividades agrícolas e industriales”, señala el texto.

Dentro de las propuestas, está la promulgación urgente de la Ley Marco de Cambio Climático, que permitiría dar un sustento legal al marco institucional del cambio climático y así establecer responsabilidades para los sectores y gobiernos regionales.

Además, llama a contar con una estrategia climática de largo plazo que permita establecer metas sectoriales en materia de reducción de gases de efecto invernadero y elaborar reformas regulatorias para ejecutar estas medidas sectoriales.

También hace un llamado para aumentar la evidencia científica e incorporarla a la toma de decisiones a nivel central.

Pilar Moraga, profesora titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, subdirectora del Centro de Derecho Ambiental e investigadora principal del (CR)2, afirma que la redacción de una nueva Constitución supone una oportunidad única en el mundo.

“El cambio climático hoy, es un tema ineludible de la nueva Constitución, porque además Chile tiene una oportunidad única de poder discutir esta nueva Carta Magna, luego del informe del IPCC, y luego de la firma del Acuerdo de París”, señala la académica en conversación con Radio Universidad de Chile.

“Y si bien otros países pudieran hacer reformas a sus respectivas constituciones, Chile tiene la oportunidad de tener una visión integrada o transversal en su futuro texto constitucional, marcado por esta realidad que va a determinar el futuro de las generaciones que vienen”, afirma Moraga.

Fotos: Shutterstock

En Vivo