Loncon y Linconao piden a La Moneda terminar con la militarización de la macrozona sur tras muerte de comunero en Huentelolén

Mientras la machi pidió al Presidente, Sebastián Piñera, que retire a los militares y carabineros de la zona, la presidenta de la Convención repudió la “política racista, violenta del Estado y del Gobierno”. El gobernador regional de Biobío, Rodrigo Díaz, emplazó al Ejecutivo para que se esclarezcan los hechos e insistió en que el Estado de Excepción no es la solución al problema.

Más dudas que certezas ha dejado la versión que ha entregado el Gobierno respecto a lo ocurrido ayer miércoles en Cañate, luego que informara de la muerte de dos comuneros mapuche en un confuso incidente en el sector de  Huentelolén en la ruta que une Cañete con Tirúa.

Pese a que el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, informó de dos muertes luego que, según su versión, efectivos militares habían sido “emboscados” y “atacados”, el hijo del comunero Iván Pormala -que en un primer momento se informó que había fallecido- aseguró que su padre se encontraba estable pero en estado grave.

Un video contradice la versión del secretario de Estado, ya que se ve a un efectivo de la Armada disparar, sin mediar provocación, hacia lo que los testigos señalan como otro vehículo.

En el registro no se oyen disparos que dieran a entender que los funcionarios de la Armada estuvieran siendo atacados. Por el contrario, el único disparo que se escucha es el que efectúa el marino.

“Yo estaba parado porque la carretera estaba parada. Carabineros tenía la ruta cortada. Ellos mismos nos dieron la pasada, los buses los vehículos, todo. Me cambio a la pista derecha y el milico se da la media vuelta y nos dispara”, relató uno de los heridos a su llegada al CESFAM de Tirúa, quien se identificó como José Huenchuleo.

“Soy de Curanilahue. Soy mapuche, defiendo mi territorio pero por una lucha digna, pero no como los señores que se esconden detrás de sus armas”, afirmó.

Según explicó, se encontraban en el corte del sector de San Miguel, cuando efectivos de Carabineros dieron la pasada a los vehículos. “Yo iba detrás de un bus, íbamos pasando y un milico nos disparó. La camioneta la tengo afuera”.

“(El disparo) pasó el parabrisas, el asiento. A mi me dispararon aquí en el brazo. Otro compañero que iba detrás, la bala pasó por el asiento que yo iba conduciendo. Sin hacer nada, ellos mismos dieron la pasada (…) tengo una bala metida en el brazo sin hacerles nada”, agregó mientras era atendido en el CESFAM.

Tras los confusos incidentes y la información entregada por La Moneda, que hasta el momento no se condice con las versiones de los familiares de los comuneros, diversas autoridades han pedido investigar para esclarecer los hechos.

En este sentido, la Fiscalía Regional del Bío Bío informó que el fiscal Juan Yáñez, quien dirige las investigaciones de violencia rural en la Región del Bío Bío, junto al fiscal jefe de Cañete, Danilo Ramos, se se encuentran encabezando las diligencias para esclarecer las circunstancias

“Un equipo multidisciplinario de la Policía de Investigaciones de Chile, fue instruido por la Fiscalía para que realice las pesquisas y peritajes con el propósito de reconstruir los hechos y determinar eventualmente responsabilidades penales de los involucrados”, señala el comunicado.

Sin embargo, en el mismo comunicado se habla de dos fallecidos, asumiendo que siguen la versión entregada por el Gobierno.

Por su parte, la presidenta de la Convención, Elisa Loncon, como la constituyente y machi Francisca Linconao, repudiaron lo ocurrido en Cañete y exigieron terminar con la militarización de la macrozona sur.

“Eso no puede seguir así, que (el Presidente Piñera) retire a sus carabineros, a sus militares, a sus ‘milicos’, entienda de una vez Piñera, por favor. Pero si no lo hace, que renuncie mañana mismo, que se vaya Piñera, que entre otro Presidente”, dijo la machi en un punto de prensa en el ex Congreso Nacional.

Linconao también hizo un llamado a los parlamentarios para que den solución al problema. “La Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, que digan ellos que esto no puede seguir así, porque ellos son autoridades”.

“¡Basta ya, basta con la mentira, basta con la matanza, basta con los robos, basta todo! Ahora ya que se retiren los carabineros, se los digo como mapuche, como machi, autoridad tradicional de mi pueblo mapuche”, agregó.

Por su parte, Loncon señaló que “estamos acá para repudiar la violencia que está afectando a los territorios de la nación mapuche, de la zona de Arauco y la zona del Wallmapu”.

“Mientras estábamos en el Pleno, nos informaron desde nuestros territorios de la muerte de un joven de 23 años en la zona cercana de Cañete, y también de varios heridos, entre ellos un niño de 16 años”, señaló.

La presidenta de la Convención repudió “enérgicamente esa política racista, violenta del Estado y del Gobierno, que está afectando a nuestras comunidades”.

Por su parte, el convencional mapuche,Adolfo Millabur, indicó que “muchos mapuche advertimos de las consecuencias del estado de excepción, pero nuevamente el Estado de Chile, a través del Gobierno de turno de Sebastián Piñera, actúa con violencia y asesina a un peñi en manos de la Armada. Basta ya”, indicó.

Su par, Natividad Llanquileo señaló que “el Estado de Chile se ha encargado, una vez más, de asesinar a uno de nuestros hermanos, así como lo hemos venido denunciado hace mucho tiempo. La militarización lo único que venía a contribuir era a generar más violencia, y lamentablemente en el lugar donde estamos no ha habido respuesta”.

El gobernador regional de Biobío, Rodrigo Díaz, emplazó al Gobierno para que se esclarezcan los hechos. “Que estos hechos sean investigados y que se clarifique una versión frente a la opinión pública que determine la verdad de lo acaecido”.

Además, insistió que la renovación de un Estado de Excepción no es la solución al problema.

“Cuando se esconde el resto del problema, la parte grande del iceberg sin abordarla, significa que solo está aplicando lertus para la fiebre y no se está aplicando el respectivo antibiótico para la enfermedad”, declaró Díaz a T13 Radio.

Díaz también cuestionó el silencio del Gobierno y la demora en entregar información para esclarecer lo sucedido.

“El día de ayer [miércoles] y ante el silencio que teníamos tanto del Jefe de Fuerza como del mismo Ministerio del Interior, yo me dediqué a llamar a distintas personas, al alcalde de Contulmo, de Tirúa, de Cañete, y al de Lebu, y lo que hay son sucesos confusos (…) la verdad es que uno escucha versiones contrapuestas, y lo primero que diría es que necesitamos el establecimiento de la verdad”, cerró.

Fotos: Flickr/Captura de video

En Vivo