Nuevos antecedentes en caso fondos concursables del Ministerio de Cultura: Integrantes del Consejo de la Cultura y de esta administración eligieron a los ganadores

Según documento oficial, los cinco jurados que participaron de la entrega de fondos concursables en 2020, año en que se le destinaron $17 millones a la suegra del diputado y ex ministro de cultura Luciano Cruz Coke, quien además es socio del subsecretario de la Cultura y Las Artes, Juan Carlos Silva; eran miembros del Consejo y del Ministerio

Nuestro noticiero LaREDacción tuvo acceso a un documento que señala que los jurados que participaron en la selección de los fondos concursables del año 2020 en el cual se le entregó casi $18 millones de pesos a Isabel Aninat, suegra del ex ministro de cultura Luciano Cruz Coke, quien además es socio del subsecretario Juan Carlos Silva tanto en la propiedad de un inmueble como en su militancia política; no fueron deliberados por un jurado ajeno al ministerio, como suele ocurrir en este tipo de concursos; sino más bien por funcionarios ligados a la cartera.

Durante la semana, el subsecretario Juan Carlos Silva señaló; e incluso reafirmó en una reunión de la comisión de cultura de la cámara baja; que los fondos cuestionados por entregar dineros a la elite en desmedro de artistas con mayor necesidad y gestores culturales de menos recursos que: ” Esta convocatoria vino por primera vez a financiar a espacios menos financiados porque tienen menos recursos. Los fondos son entregados por un jurado calificado e imparcial, ellos seleccionan los proyectos beneficiados, ellos debían demostrar condición de cierre y que estaban en situación precaria por la pandemia”, señaló Silva en Cooperativa.

Sin embargo en la lista de seleccionadores encontramos nombres todos pertenecientes al ministerio y no examinadores externos como sucede habitualmente en estos procesos, en respeto a la transparencia.

El jurado lo componen:

Rosario Paz Zschochhe Valle: representante de la Jefa del Deprtamento de Ciudadanía Cultural

María José Alvarado Andrade: representante de la ministra de la cultura y las artes

Jorge Rojas Goldsak: miembro del consejo nacional de la cultura y las artes

Augusto Sarrochi Carreño: miembro del consejo nacional de la cultura y las artes

Y el presidente de la comisión seleccionadora: Marcos Dittborn Chadwick, quien representa al subsecretario

En el marco de la pandemia, el ministerio de la Cultura y las Artes entregó $15 mil millones extra a artistas y gestores culturales para apoyarlos frente a la crisis sanitaria. Es en este contexto en el cual se beneficia a representantes de la elite como la suegra del diputado Evopoli.

Por su parte la senadora Ximena Rincón entregó un oficio a Contraloría en el cual indica varios puntos significativos para este debate, como los son las razones que se utilizaron para aprobar este fondo especial para ayudar a artistas en crisis durante la pandemia.

En su escrito se puede leer: “Atendido que la mayor parte  de los recursos de este programa  proviene del Fondo de Emergencia transitorio COVID 19  , y la  finalidad  del mismo era entregar  ayuda a las personas de aquellas áreas y espacios del mundo cultural que sufrieron mayor afectación económica debido al cierre masivo ocasionado por la emergencia sanitaria, era  mas que razonable, esperar que las definición de criterios por parte de la autoridad para realizar las adjudicación dichos recursos públicos atendiese, principalmente, a factores de necesidad y criterios de equidad

                                   En efecto, añade el escrito, “tal como queda consignado en los “Ejes” del Fondo de Emergencia Transitorio aprobado en el Congreso de la República, uno de sus objetivos es “proteger la empleabilidad de los trabajadores del sector cultural y patrimonial”.

                                    De hecho el establecimiento de la Ley N ° 21.288 que CREA EL FONDO DE EMERGENCIA TRANSITORIO COVID-19, es claro en señalar que: “En la ejecución de los recursos del Fondo se tenderán a priorizar las inversiones o proyectos que consideren tecnologías innovadoras, energías renovables no convencionales, protección del medio ambiente, desarrollo inclusivo, impulso a las empresas de menor tamaño, desarrollo local, o personas en situación de discapacidad o vulnerabilidad social.”

Algo que no puede darse por sentado al menos, en el caso de las galeristas Patricia Ready, que recibirá cien millones de pesos de este fondo, y que ya recibió la mitad, e Isabel Aninat. Mas cuestionamiento aún genera el mecanismo selectivo cuando se trata de funcionarios ministeriales que han sido supeditados también, algunos de ellos, a la gestión de Cruz Coke como ministro de la cartera y que hoy dependen y responden a sus socio y amigo.

Pero eso parece mas frecuente de lo que se cree en el ministerio pues basta evidenciar que el abogado que defiende a Cruz Coke en el lío legal con su trabajadora doméstica que acusó el no pago a tiempo de su sueldo e imposiciones y que hoy demanda al parlamentario de Evopoli, Juan Diego Arthur, es también abogado de la unidad de intermediación legal para la defensa de la cultura y las artes, del ministerio de Cultura y percibe un ingreso de $2.777.777 por esa labor.

En Vivo