Piden a Contraloría investigar eventuales irregularidades en contrato para producción de fallida sesión de la Convención

Diputados de la Democracia Cristiana cuestionan que se haya ocupado la modalidad de licitación directa entre la empresa Street Machine y la Secretaría General de la Presidencia.

Polémica y cuestionamientos ha generado la fallida primera sesión de la Convención Constitucional, que no se pudo realizar el día lunes debido a “problemas técnicos” en el ex Congreso Nacional.

Desde La Moneda afirmaron que el Presidente, Sebastián Piñera estaba “indignado” con la situación y pidió solucionar el problema lo antes posible.

Por su parte, la bancada de diputadas y diputados de la Democracia Cristiana (DC) solicitó a la Contraloría General de la República (CGR) una auditoría para investigar eventuales irregularidades en el contrato de $450 millones con Street Machine, la empresa encargada de la producción de la sesión inaugural de la Convención Constitucional.

“Salta a la vista, más allá del hecho de falta de micrófono o amplificación, que gran parte de la gestión administrativa, de un proceso que involucra cifras relevantes para su implementación, se haga con la modalidad de trato directo”, señaló el diputado Gabriel Silber.

El parlamentario expresó su extrañeza con la forma en que se generó el contrato, debido a que la modalidad de contratación directa, “se usa en imprevistos, situaciones que era imposible someter a una planificación de mejores precios o mejores oferentes”.

“Estamos pidiendo que el Gobierno responda públicamente, porque se ha puesto en riesgo una labor esencial como es la que debe llevar a cabo la Convención Constitucional; y la ley es clara: la responsabilidad es del Gobierno”, afirmó.

Cabe recordar que uno de los dueños de Street Machine es Paul Morrison, hijo de la ex diputada UDI María Angelica Cristi, quien también se ha adjudicado cuestionadas licitaciones directas en el municipio de Cathy Barriga.

Fotos: Flickr Cámara de Diputados

En Vivo