Se las vendió a sí mismo: Iglesia evangélica denuncia al ex obispo Durán por apropiarse de marcas comerciales

La Primera Iglesia Metodista Pentecostal interpuso una querella contra Eduardo Durán, ex líder de la Catedral Evangélica destituido en 2019 en medio del escándalo por lavado de activos, acusando la elaboración de un contrato simulado para comprar e inscribir registros de propiedad de la congregación.

El ex obispo de la Catedral Evangélica, Eduardo Durán, vuelve a estar involucrado en problemas judiciales, esta vez debido a una querella interpuesta por su antigua congregación religiosa.

De acuerdo a los antecedentes publicados por Radio Biobío, la Primera Iglesia Metodista Pentecostal (PRIMP) acusa a Durán de simular un contrato para apropiarse de cuatro marcas asociadas a la institución.

Esto pone nuevamente en la palestra al polémico pastor evangélico, que en mayo de 2019 fue expulsado de la PRIMP tras revelarse la investigación que Fiscalía lidera en su contra por lavado de activos y en medio de escándalos por adulterio y apropiarse millonarios diezmos de los fieles.

Esta vez, según sostiene la querella patrocinada por el abogado Carlos Neculhueque Arriaza, Durán solicitó la certificación notarial de sus facultades como representante de la iglesia, pese a haber sido destituido.

Una vez hecho esto, el ex obispo firmó un contrato de compraventa, actuando como vendedor y comprador al mismo tiempo, para apropiarse de cuatro marcas comerciales de la congregación.

De esta manera, entre julio y septiembre de 2019, presentó ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) la solicitud de transferencia de cuatro marcas comerciales. Una de ellas, sin embargo, no fue pagada, por lo que no quedó inscrita.

La acción judicial de la PRIMP solicita que Durán y quienes resulten responsables sean condenados a una pena de 5 años de presidio menor en su grado máximo, el máximo de la multa y accesorias legales, con costas.

En Vivo