Trabajadores de fiscalía denuncian en la justicia prácticas antisindicales de Jorge Abbott: “La imagen de la institución está en el suelo”

Actualmente se investigan dos denuncias en contra del Fiscal Nacional y de su administración, las cuales están siendo llevadas por el tribunal laboral. Además acusan “sillas musicales” con cambios de fiscales regionales bajo conveniencias personales, daños sicológicos a funcionarios e incluso contrataciones a personas sin tener competencias para el cargo.

Paulina Ruiz, Presidenta de la Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público conversó en exclusiva con LARED.cl y nos comentó acerca de las reiteradas denuncias que el gremio recibe sobre malas prácticas, algunas antisindicales y otras derechamente relacionadas con amedrentamientos a funcionarios que han intentado transparentar situaciones poco claras del actuar del Fiscal Nacional y su equipo en relación a contrataciones, bonos, sumarios por desacato y judicialización de denuncias gremiales con el fin de amedrantar a los trabajadores.

Ya en 2017 la federación recurrió a la OIT para solicitar su apoyo, pero en esa época y pese a las sugerencias recibidas por el organismo internacional mediante una carta firmada por sus autoridades, la fiscalía hizo oídos sordos y siguió con estas prácticas que hoy tienen a a institución con dos denuncias ante la justicia.

-¿Cuando comienzan los problemas con Jorge Abbott y el gremio de funcionarios?

-Comienzan antes de que sea Fiscal Nacional, cuando era el segundo tras Sabas Chahuán. El tenía la misión de vincularse con los funcionarios y excluyó a varios dirigentes en la mesa de trabajo del fortalecimiento del Ministerio Público en 2015. Dejó fuera gremios más pequeños y eso dañó a los dirigentes regionales pues instaló un sistema de cupos.

-¿Ustedes solicitan persistentemente una fiscalización al Ministerio Público, por qué?

-Hemos solicitado por años pero nuestras palabras no tienen eco, hemos solicitado controles externos por las persistentes irregularidades que en esta administración se han agudizado y porque hemos vivido situaciones de amedrentamiento también que no tienen justificación.

-En particular a ti se te acusó por una declaración hecha en televisión donde señalaste que en fiscalía se violaban los Derechos Humanos de los trabajadores

-Claro. El año 2016 fue especialmente complejo porque hubo despidos injustificados y demandas judiciales que ganamos. Y en ese contexto hice una declaración por las malas políticas por trato laboral y una serie de situaciones de la cultura organizacional. Abbott había prometido cuando asumió que mejoraría la situación interna del ministerio pero eso no había sucedido en lo absoluto. El fiscal nacional primero manda un correo reprochando mis dichos y luego me citan a la fiscalía occidente, del actual fiscal Pérez Calaf y se me cita en calidad de testigo por una causa tipificada como “otros hechos”, algo muy irregular. Al concurrir a la citación, me encierran en una sala y me interrogan sobre mis dichos en prensa. Un escenario totalmente hostil. Un absurdo penal con intenciones de amedrentarme que el fiscal regional me dice fue una orden del fiscal nacional y me muestra un oficio.

-¿Y que hiciste luego de esta situación?

-Con el apoyo del abogado Mauricio Daza pusimos una demanda por prácticas antisindicales en las cuales llegamos a un acuerdo. Pero en la actualidad nuevamente tenemos dos demandas en curso por prácticas antisindicales en la justicia. Una por un nombramiento que impide el desarrollo de carrera funcionaria de empleados con trayectoria. Tenemos además una segunda demanda porque se nos impedía patrocinar o participar de procesos eleccionarios de candidatos independientes para la Convención Constitucional, algo que luego de presentar la demanda; el departamento de asesoría jurídica cambió su criterio.

-¿Cómo evalúan hoy la labor del Fiscal Nacional, más luego de conocerse sus reuniones con el senador Pizarro y otras críticas que ha recibido su administración por falta de transparencia?

-Acá se ha buscado un resultado efectista a los conflictos y no efectivo. Nosotros no vemos una mejora, estamos con los mismos problemas desde que inició su administración, incluso algunos se han acentuado. Esta institución necesita un agente externo que vea estas situaciones porque los conflictos entre trabajadores y superiores terminan judicializándose porque no hay un ente externo que visibilice estos problemas con anterioridad.

-¿Conoces antecedentes de trabajadores que se sientan perjudicados por la administración de Jorge Abbott, lo pregunto en el marco de la denuncia de Emiliano Arias, Fiscal de Rancagua suspendido en la actualidad?

-Cuando nos hemos enterado de irregularidades las hemos denunciado. Hemos presentado contra Abbott y también contra Pérez Calaf. Ha habido problemáticas de entorpecer la labora dirigencial y también irregularidades que han cometido en contrataciones.

-¿Crees que Jorge Abbott debería renunciar a su cargo?

-Creo que debe reflexionar sobre sus actuaciones y tomar una decisión que le haga bien a la institución. No somos llamados los gremios a pedir renuncias pero hay una crisis. La institución está en el suelo pero la decisión de renunciar está en su fuero interno y él debe tomar esa decisión. Pero ha habido un daño enorme a la imagen del ministerio público.

-¿Y cómo se remonta ese problema?

-Se debe terminar con el sistema de castas, que se apoyen y se cambien de lugar los mismos fiscales, debe dejar de funcionar en base a las confianzas y funcionar en base al mérito. Que se terminen las “sillas musicales” y que los mismos funcionarios roten de fiscalía en fiscalía. Debe haber una auditoría interna además, pero no de ahora en adelante, sino de las anteriores administraciones también. Debe haber auditoría de los títulos de las personas que ocupan los cargos. Tenemos una denuncia de una persona contratada directamente por el fiscal nacional que no tiene el título que ostenta y recibe un sueldo a la altura de un cargo que no debería tener. Estamos por judicializar esta situación en estos días. El contrato fue suscrito por el propio Jorge Abbott.

Al respecto de esta denuncia, el 29 de septiembre a las 16 horas la asociación de Fiscales envió la siguiente declaración pública:

En Vivo