Víctor Gómez: “Intentaré tocar los temas que nadie toca, abordarlos metiéndome en la pata de los caballos”

El periodista deportivo se suma a la nueva área deportiva de La Red que debuta este lunes 15 de marzo a las 20.30 horas. Promete sacar chispas con sus punzantes análisis de la precaria realidad del deporte nacional que no dista demasiado de la realidad del Chile post estallido social

En 2012 Víctor Gómez ya era reconocido como uno de los más punzantes periodistas deportivos de la televisión por su rol en Chilevisión. Ese año protagonizó un particular momento cuando ingresó al estudio del noticiero tras una entrevista a Juan González, presidente de la Corporación 11 de Septiembre y miembro del círculo militar de oficiales en retiro y dijo a viva voz: “Vamos a esperar un poco que se vaya el olor a azufre”, en clara referencia al ex uniformado pinochetista.

No fue despedido de inmediato pero pasó dos años siendo cada vez más relegado hasta que en 2014, cuando su pequeña hija cumplía siete días de nacida, fue desvinculado del canal. Desde ese día, nunca más volvió a la televisión, hasta ahora.

-¿Cómo te sientes de formar esta nueva área deportiva del canal junto a tus compañeros?

-Me acomoda harto porque me formé como periodista y el ámbito del deporte es una de las áreas del periodismo que permite interpretar y opinar y tiene la misma formación en la que me aplico en la vida y en mi carrera en otros ámbitos. Yo soy periodista y me acomoda el periodismo deportivo como periodista.

-Llegas a La Red en un momento especial, con una línea editorial con una cierta disidencia en relación a lo que uno ve en los demás canales. Estamos presentes en la discusión social, en lo que se habla en la calle e imagino eso te debe generar bastante interés.

-O sea, mi llegada sólo se podía producir en La Red. Si el canal no hubieses girado como lo ha hecho yo no tenía ni una sola posibilidad de meterme en televisión de nuevo. Yo llego a tocar los temas que nadie toca, a intentar abordarlos metiéndome en la pata de los caballos y finalmente de alguna forma a en el área del deporte también se empiecen a generar los cambios que el país ha pedido desde el inicio del estallido social. Así es como lo asumo. Porque en esta área están las mismas contradicciones, los mismos actos de corrupción, refriegas de intereses y abusos de empresarios contra trabajadores que vemos en el país.

-Claro, basta ver la situación de Colo Colo en la actualidad.

-Y te lo llevo incluso a una situación aún más latente. El campeonato está a punto de no comenzar debido a una huelga que se votó por el sindicato de trabajadores, los futbolistas, pues la segunda división profesional, tendría solo un medio cupo para ascender a primera B. Si esa huelga se ejecuta no comienza el campeonato nacional. ¿Y contra quien decidieron? Contra empresarios en su mayoría, que son el consejo de presidentes de equipos.

-Con lo que adelantas uno sólo espera ver este análisis profundo en La Red porque al periodismo deportivo se le critica mucho lo complaciente…

-Claro es que el área deportiva debe ir en sintonía con el giro que ha dado el canal y en el deporte también se cuecen habas. No podría ser de otra forma. El fútbol es un espejo de cómo se maneja la sociedad. Ahora bien, hay colegas que sólo están preocupados sólo de la pelotita y a mi me interesa la pelotita y la formación de los equipos pero también los temas donde está el poder y el dinero en juego y eso hay que indagarlo, ponerlo en la palestra y poner luz donde hay oscuridad.

-¿Por qué estuviste tantos años alejado de la televisión, fuiste víctima de algún tipo de veto?

-Sí claro, un veto no explícito. Una especie de “macartismo”. En Chile nadie te veta de frente pero lo hacen igual. El incidente del azufre fue en 2012 y yo salí dos años después y de la forma más injustificada y a partir de ahí no me acerqué más a los medios de comunicación salvo una conversación muy preliminar con un medio.

-Pero te enteraste

-Claro, me tildaban de conflictivo, de comunista. Son prejuicios que no hay forma de pararlos aunque la verdad uno debe seguir haciendo su trabajo en forma profesional y consecuente nomás. Pero no perdí energía en los prejuicios, no canalicé mi energía en los medios nunca más, no traté de volver, no traté de sacarle una reunión a nadie, seguí adelante. Me volqué a inaugurar y vincularme a disciplinas que tenían que ver con mi otra formación, yo soy magister en ciencia política, no me titulé nunca pero terminé mis ramos, me especialicé en comunicación estratégica y estudios de audiencia y tenía armas y redes en esos ámbitos. Así que tenía armado un cuento por fuera. Tuve una tienda de vinilos…

-Te reinventaste…

-Claro, no concentré mi energía en ir a lloriquear a los medios. Nunca me sentí víctima y puedo decir que jamás vi una factura trucha, nunca tuve un comportamiento corrupto, nunca estafé al Estado y sin embargo terminé fuera de la televisión a diferencia de otros a quienes los premiaron dándole la dirección ejecutiva de un canal de televisión.

En Vivo