Paulina Urrutia y la actual administración en Cultura: “Es dramática su incapacidad para generar programas de ayuda”

La actriz que en el primer gobierno de Michelle Bachelet encarnó lo que hoy sería el cargo de ministra de las Culturas las Artes y el Patrimonio, critica a la actual administración, remarcando su incapacidad para generar programas de ayuda colaborativos con el sector y que no sólo sean a través de fondos concursables.

Tras la publicación del reportaje de LaRed.cl, donde se daba cuenta de la entrega de recursos del Estado a dos galerías del barrio Vitacura con cargo al Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales Colaboradoras (PAOCC) y al Fondo de Emergencia de Cultura 2021, la actriz Paulina Urrutia, ex Presidenta del Sindicato de Actores de Chile (Sidarte) y del Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes (2006 a 2010) – cargo equivalente hoy al de ministra de Cultura las Artes y el Patrimonio-, criticó, entre otras cosas, el sistema actual de calificación de proyectos que tiene como jurados a funcionarios contratados por los actuales regentes de la Cultura en Chile.

Al respecto, señaló a LaRed.cl que la actual administración “se ha parapetado en justificaciones administrativas, que carecen de conocimiento del sector, de la propia institucionalidad y de sus recursos”. La ex Ministra de Cultura del primer período de Michelle Bachelet, dijo sentir tristeza luego que se conocieran ciertos detalles relacionados con los recursos para la Cultura, remarcando la incapacidad para generar ayuda en el sector. “Es muy triste todo lo que ha ocurrido. Pudiendo haber hecho tanto por el país a través de todo lo que creamos antes que ellos y que se sustenta en una comunidad creativa y gestora a lo largo y ancho del país”, señala Urrutia e inmediatamente agrega; “Es dramática su incapacidad para generar programas de ayuda, para trabajar colaborativamente con el sector y para traspasar recursos no únicamente a través de fondos concursables”, señala.

La actriz se refiere también a la labor de los pares evaluadores de los proyectos culturales en la actualidad y a la falta de una política de ayuda que beneficie a quienes realmente la requieren. “Por supuesto que todos tienen derecho a postular a beneficios desde el Estado, pero en la situación de emergencia en la que nos encontramos, el ministerio tiene que evaluar las diferentes situaciones y diversos instrumentos que sean compatibles con la realidad de las distintas infraestructuras culturales, justamente por eso, porque existen necesidades diferentes y eso es lo que no logran comprender, pues todo lo solucionan a través de fondos concursables, donde todos deben postular y donde evidentemente, las circunstancias son distintas”, aseveró.

Al respecto, Paulina Urrutia ejemplifica lo señalado anteriormente, argumentando que el teatro Camilo Henríquez no tiene nada que ver con el Teatro de la U. Católica y esa misma sala, tampoco tiene nada que ver con el Teatro Regional del Maule. “Eso es lo que tienen que comprender, es decir, que cada infraestructura cultural, ya sea regional, provincial, local, dependiente de un municipio o privada, las diferencias que hay en todas ellas son diversas y existen distintos instrumentos para apoyar y subsidiar su trabajo. Todo lo que producimos – que además es exento de IVA porque esta contribuyendo al desarrollo cultural y social de un país -, no puede ser afrontado con un concurso público”, asevera Urrutia.

Pares evaluadores

La semana pasada, nuestro noticiero LaREDacción tuvo acceso a un documento que señala que los jurados que participaron en la selección de los fondos concursables del año 2020 en el cual se le entregó casi $18 millones de pesos a Isabel Aninat, suegra del ex ministro de cultura Luciano Cruz Coke y cerca de $100 millones a la galerista Patricia Ready, esposa del empresario Juan Carlos Yarur, no fueron deliberados por un jurado ajeno al ministerio, como suele ocurrir en este tipo de concursos; sino más bien por funcionarios ligados a la cartera y que fueron contratados durante la actual administración. En el mismo artículo se señala que el jurado lo componen: Rosario Paz Zschochhe Valle: representante de la Jefa del Departamento de Ciudadanía Cultural; María José Alvarado Andrade: representante de la ministra de la cultura y las artes; Jorge Rojas Goldsak: miembro del consejo nacional de la cultura y las artes; Augusto Sarrochi Carreño: miembro del consejo nacional de la cultura y las artes y Marcos Dittborn Chadwick, quien preside la comisión seleccionadora y representa además al subsecretario de la cartera.

“En nuestra época, la mayoría (pares evaluadores) eran artistas y gestores. Lo que me ha llamado la atención es que hoy los evaluadores en su mayoría, ahora son funcionarios públicos que reciben un sueldo, que tienen un rol y que por lo tanto están dirigiendo en términos editoriales a quién se le entrega la plata. No digo que las galerías no hayan hecho un buen proyecto, y no hayan presentado algo que justifique la entrega de fondos, pero no puede ser que exista un concurso abierto para todos y digan después que con eso son lo más democrático que hay, porque aquello no es así”, afirmó la ex ministra del sector.

Finalmente la actriz señala que las autoridades deben observar las distintas realidades del mundo de la Cultura a la hora de distribuir recursos, y ser capaces de generar un programa que ayude en diferentes escalas. “No se puede operar con instrumentos para todos iguales. Para eso esta pensado una institucionalidad cultural, que conozca el sector y sea capaz de generar los instrumentos necesarios para atender realidades diversas y sobre todo garantizar que esa institucionalidad, ya sea pública, independiente o subsidiada o no por el Estado, siga prestando un servicio a la comunidad. De eso, es que el Ministerio se lava las manos…nos han tenido cerrados casi dos años sin que a ellos les importe nada”, enfatizó.

Foto: Teatro Camilo Henríquez

En Vivo