¿Quién es Paul Morrison Cristi, el empresario que recibió $450 millones para organizar parte del fallido inicio de la convención?

El hijo de la ex alcaldesa pinochetista de Peñalolén y diputada de la república estuvo detenido 60 días por tráfico de drogas y posteriormente fue absuelto. En 1989 una persona falleció en una fiesta suya y el periodista que relató los hechos fue condenado por ello. También se adjudicó cuestionadas licitaciones directas en el municipio de Cathy Barriga

El 4 de febrero de 2007 Paul Duncan Howard Morrison Cristi era detenido por Carabineros en Pucón con 22,9 gramos de marihuana junto a su primo y dos personas más. Estuvo 60 días en prisión y fue condenado por narcotráfico. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Temuco acogió un recurso de nulidad el año 2008 y éste quedó sin cargos.

En el veredicto absolutorio se señala que no se pudo acreditar que el empresario nocturno fuese el dueño de dicha sustancia a través de un recurso de inaplicabilidad, con el cual se logra (por dos votos contra uno) la absolución de los cargos del primer juicio. Morrison en tanto demandó al fisco por 1.200 millones de pesos.

Empresario bohemio conocido, quien en los 90 y comienzos del 2000 realizaba populares fiestas electrónicas en Santiago y centros de Sky, trajo a Chile marcas internacionales ligadas a los deportes extremos y rápidamente se hizo conocido como productor. También se autocalificaba como DJ y cada vez que podía pinchaba discos en sus eventos, aunque nunca ganó fama por ello.

Morrison ha estado envuelto en conflictos ligados a licitaciones directas siendo el más escandaloso el famoso contrato para realizar una galleta de jengibre gigante de $22 millones en forma de casa en 2016 para la ex alcaldesa de Maipú Catherine Barriga, esposa de Joaquín Lavín Junior, quien estrechó lazos con Morrison en 2006, cuando era dueño de una discoteca llamada Estación Aeropuerto.

Estallado el escándalo en 2019, el productor y autodenominado DJ señaló a Interferencia.cl que él ya no pertenecía a Street Machine. Sin embargo este medio pudo constatar que la documentación legal de la empresa seguía estando a su nombre.

Ese mismo año 2016, Morrison a través de su empresa Street Machine no sólo se adjudicó la famosa casa de Jengibre millonaria sino que además otro contrato por $22.491.000 para realizar una proyección de video en el edificio consistorial de Maipú.

El empresario también estuvo ligado a un escándalo de drogas y una muerte el año 1989 cuando una persona falleció en una de sus fiestas, hecho que revista Análisis informó en detalle y que le valió una condena al periodista Francisco Martorell por revelar el secreto de sumario de la investigación.

Luego, en 1991, según relata el diario La Época, un cabo de ejército muere al caer de un balcón de un décimo piso. Al llegar la policía y allanar la vivienda encuentran a tres de sus amigos en ella y varios gramos de cocaína. Uno de los detenidos presente en el lugar era Paul Morrison Cristi.

El medio La Nación señaló en su crónica del lunes 17 de diciembre, un día después de los hechos, que Paul Morrison habría sido interrogado en calidad de sospechoso por el delito de tráfico de drogas pues la cocaína encontrada en el departamento sería de su propiedad.

Sin embargo, los cargos no prosperaron pues los tres jóvenes comentan que la droga no es de Morrison. Todos ellos son interrogados por el magistrado del tercer juzgado del crimen de Santiago, Sergio Navarrete por cuatro horas y luego son puestos en libertad.

El día siguiente el ejército lanza un comunicado señalando que el joven cabo Marcelo González Bravo se suicidó a las 15 horas sin mencionar nunca más nada acerca de las drogas.

Fallido debut constituyente

Esta vez, Morrison a través de su empresa Street Machine recibió un contrato por licitación directa de $450 millones de pesos para tener lista parte de la Convención Constitucional en su sesión en salas separadas como parte del protocolo de prevención de Covid-19

Para ello debía instalarse micrófonos, pantallas, computadores, cámaras, mesas, sillas y todos los implementos necesarios para el lanzamiento y primera sesión que comenzaba ayer a las 15 horas. Sin embargo, al llegar los constituyentes al ex Congreso se encontraron con salas sin los materiales necesarios para sesionar por lo que debieron finalmente suspender su primer encuentro.

Sin embargo, lo que llama la atención es que la resolución de la Segpres que le entrega la licitación en forma directa a Street Machine señala que la empresa de Morrison se adjudicó esta licitación debido a que el servicio prestado no existe en el convenio marco (cosa que no es real) ya que, según señala la resolución se trataría de prestaciones que “no se pudieron contratar o prever con la debida anticipación dadas las excepcionales circunstancias que atravesamos como país”.

Según publica el portal El Ciudadano, esta es la orden de compra recibida por la empresa de Morrison, la cual correspondería a encarpado, mesas, sillas y escritorios con cajoneras. Desde la organización de Street Machine aseguraron que todo lo comprometido en su contratación fue cumplido correctamente.

En Vivo