Siguen denuncias contra Fiscal Campos: la mitad de los funcionarios de Punta Arenas está con licencia siquiátrica y acusan “persecución y maltrato”

Ocho funcionarios de Magallanes se encuentran con licencia siquiátrica y denuncian abusos laborales, malos tratos, malas prácticas, adulteración de declaraciones en investigación interna, persecuciones y otros actos reprochables de parte del fiscal regional y sus directivos. Todo esto a vista y paciencia del Fiscal Nacional quien, enterado de lo ocurrido en estos casos, no ha mediado en favor de los trabajadores.

La mitad de los funcionarios administrativos de Punta Arenas se encuentran no sólo con licencia siquiátrica sino además denuncian en conjunto y respaldados por la ANFUMIP (Asociación nacional de Funcionarios del Ministerio Público) y la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales) abusos laborales, malos tratos, malas prácticas, adulteración de declaraciones en una investigación interna, persecuciones y otros actos reprochables de parte del fiscal regional y sus directivos de Magallanes.

Además de ellos, ya en el pasado otros tres habían iniciado incluso acciones legales contra directivos de la fiscalía que dirige Campos pero estas no prosperaron. También existen testimonios de otros cuatro funcionarios que no quieren identificarse pues temen represalias e incluso temen por “sus hijos” según han señalado en comunicaciones grupales entre los funcionarios. Finalmente, una situación irregular de maltrato que se habría producido con funcionarias de una empresa externa de aseo y que escaló hasta la inspección del trabajo; dejan de manifiesto que estas conductas en la fiscalía regional son persistentes en el tiempo y constantes.

Los funcionarios que declaran hoy contra el fiscal regional y sus directivos son identificados en los documentos como J.V., V. G., W. M., J. L. y E. A. Ellos entregaron los antecedentes de sus casos a la asociación de funcionarios luego de haber solicitado al fiscal Campos resolver las persistentes denuncias que existían contra sus directivos en la fiscalía de Punta Arenas y que éste no sólo no hiciese nada con ellas sino además, fuese parte de algunas irregularidades posteriormente denunciadas y avalara además las conductas abusivas de sus subalternos.

Según relata una de estas víctimas a LaRed.cl: “Abusando de su poder, ellos han cometido ilícitos como intervenir computadores cuando no estamos presentes, enviarnos a realizar tareas imposibles para luego sumariarnos y derechamente amedrentarnos, gritarnos, maltratarnos, presionarnos, hacernos trabajar muchas horas más de lo que corresponde y siempre con el miedo de perder el trabajo incluso nos han acusado de no asistir al trabajo sin aviso cuando eso no ha sido verdad”.

Otra de las denunciantes agrega: “Todo esto deriva en persistentes investigaciones internas contra quienes resultamos una molestia para nuestros jefes y finalmente en una de ellas encontramos incluso adulteración de una declaración, algo que además fue avalado por el propio fiscal Campos, como todas las irregularidades persistentes en esta zona y de las que él también ha sido parte”.

“Comenzaron en mayo una investigación interna y yo, como parte de ella pedía copias de la investigación y no me las daban. Luego de mucho insistir me dieron copia parcial de ella. Y luego de insistir me dan copia de la declaración de mi denunciado y revisando me doy cuenta que no era la misma declaración. Había un montón de cosas cambiadas en la declaración”, señala una funcionaria.

Los funcionarios denunciados por falta a la probidad administrativa y mal trato, además del fiscal regional, Eugenio Campos, son: su asesora, la fiscal investigadora Mary Geissy Gutiérrez y la directora ejecutiva regional Verónica Larraín Bustamante quien ya había sido sumariada por la misma razón (maltrato) cuando trabajaba en la fiscalía de Ñuñoa. Finalmente también la denuncia afecta a Danilo Huilcarema Cabrera, Jefe UGi y esposo de Walda Araya funcionaria de la fiscalía local, también denunciada por maltrato laboral.

ANEF encara a Abbott y pide soluciones

Frente a esta realidad y luego de diversas comunicaciones entre el gremio de funcionarios y el fiscal nacional Jorge Abbott denunciando estas malas prácticas, la asociación decidió hacer público el tema y se contactaron con dirigentes de la ANEF. De esta forma hoy suscribieron una declaración conjunta repudiando el accionar de Campos en la región y solicitando acciones claras contra su administración

Al respecto José Pérez Debelli, presidente de la Asociación Nacional de funcionarios Públicos ANEF, señala: “Respaldamos a nuestra filial frente al abuso de poder y al liderazgo disfuncional del fiscal de Magallanes Eugenio Campos Lucero. Teniendo a ocho funcionarios con licencia siquiátrica. No podemos permitir que se instale esta mala práctica, este abuso de poder y por supuesto nos sumamos a la exigencia de la ANFUMIP para que el señor Jorge Abbott asuma la importancia de proteger a estos trabajadores y no permita protección indebida a jefaturas que vulneran los derechos como ser humanos y funcionarios públicos”

Declaración pública de ANFUMIP contra Fiscal Regional de Magallanes y contra parte de su directiva por maltrato y persecución de funcionarios

En Vivo