Eduardo Carrasco, líder de Quilapayún: “De puro picado fui a votar por Boric”

Tras lanzar duros dardos a los adherentes de Jadue antes de las primarias, el músico ahora se mostró arrepentido de sus palabras, pero reafirmó sus críticas a lo que llama el “talibanismo  y  moralismo de izquierda”.

El líder de Quilapayún, Eduardo Carrasco, incendió las primarias presidenciales el pasado sábado 17 de julio, un día antes de las votaciones, cuando disparó sin filtro contra los adherentes de Daniel Jadue (PC) que criticaron a Horacio Durán y Horacio Salinas, de Inti-Illimani Histórico, luego que estos hicieran público su apoyo a la candidatura de Gabriel Boric (FA).

“Ese sectarismo y esa intolerancia son lo mismo que después, una vez que esta gentuza llega al poder, se transforma en prohibiciones y persecuciones a todo el que no se alinea con la verdad oficial”, escribió el músico en esa oportunidad, lo que generó una ola de cuestionamientos de varios simpatizantes de izquierda al compromiso político de su grupo.

A una semana de ese día de furia, en entrevista con La Tercera, Carrasco se mostró arrepentido de sus palabras, “no de haber reaccionado, pero sí de haber dicho cosas que pudieron herir a varias personas”.

Sin embargo, reafirmó el fondo de sus dichos y condenó lo que llama el “moralismo” y “talibanismo” de algunos sectores de la izquierda chilena. Esa fue una de las razones de su alejamiento del Partido Comunista durante sus años de exilio, tras más de una década de militancia, en la que se convirtió, junto a su grupo, en uno de los mayores emblemas artísticos de la Nueva Canción Chilena y del gobierno de la Unidad Popular.

Voto a Boric

Carrasco, al igual que sus amigos de Inti-Illimani, se vio seducido por la propuesta del candidato del Frente Amplio: “Boric supo mostrar un lado más amable, más abierto, más acogedor, sin tanto juicio sobre los oponentes… de los Inti-Illimani decían cosas como ‘ni perdón ni olvido’ y eso es algo que se dice contra los pinochetistas, contra Pinochet, contra los que cometieron crímenes de lesa humanidad, pero decírselo a un tipo porque votó por Boric es una cuestión insólita”, expresó a LT.

“La democracia funciona sobre la base de que tú reconozcas que las posturas del otro son legítimas, no puedes condenar a otro porque tome una opción distinta a la tuya, eso es antidemocrático”, agregó.

El músico también aseguró que de los integrantes de Quilapayún que están en Chile “dos votaron por Jadue, tres votaron por Boric” y que él mismo había decidido no votar en las primarias.

“De puro picado fui a votar por Boric”, dijo Carrasco, “y después me gustó haberlo hecho, porque cuando escuché lo que dijo en su discurso, cuando habló de la búsqueda de una mayor amplitud, de la apertura hacia otras fuerzas, me convenció, me gustó, quedé bien impresionado con él”.

Finalmente, aclaró que Quilapayún no es un grupo anticomunista. “No-comunistas, sí. Pero sobre todo porque el pueblo comunista siempre se ha sentido muy profundamente ligado a nuestra obra, no a nosotros como personas, pero sí a nuestra música”, afirmó.

Foto: Captura de video.

En Vivo