Julio Osses y la nueva temporada de Estado Musical: “Hacemos televisión que inspira”

Hoy viernes parte en las pantallas de La Red el nuevo ciclo de este espacio cultural dedicado a visibilizar la música y sus artistas. El fuego los abre un episodio con Joe Vasconcellos y algunos de los siguientes invitados que estarán cada viernes con el conductor Julio Osses son la cantora Rosa Navarrete, el artista y productor Augusto Schuster y mucho más. 

Por Ernesto Garratt

Cuando el músico, periodista y crítico musical  Julio Osses habla de música, la pasión se le sale por los poros. Autor de dos biografías de Los Prisioneros y firma reconocida en varios medios de comunicación chilenos durante años, a Julio Osses lo cruza un especial entusiasmo cuando toca conversar de la segunda temporada de “Estado Musical”, que parte este viernes 18 de marzo a las 21:00 horas en las pantallas de La Red. 

-¿Qué novedades trae esta segunda temporada de “Estado Musical”?

-Bueno, la segunda temporada de “Estado Musical” tiene un desafío más amplio que el primero. No pierde el primer desafío de esos programas que eran originalmente ocho, después fueron 12 y después terminaron siendo 13. Y además se le adjuntó un producto complementario, una obra complementaria que fue el documental “Chamanes, brujos y magos”, que lo hizo el mismo equipo  de “Estado Musical” en concomitancia con Joe Vasconcellos, qué vaya coincidencia… es el primer entrevistado de la segunda temporada; una temporada un poquito distinta porque va a ser larga y ya no, ya nos dijeron ya basta con el experimento, basta con el experimento, ahora vamos real. Pero nosotros siempre seguimos como un poco con la idea de que estamos experimentando, porque es un formato que fuimos desarrollando de a poquito, con la idea de cómo podíamos conversar con músicos, pero de una manera en que no fuera una entrevista, ¿no? Que es muy parecido a lo que estamos haciendo nosotros, nosotros acá ¿no? Cómo podíamos llegar a profundidad, a fragilidad, a sensibilidades, al proceso creativo, pero entrando un poco por la cocina o metiéndose un poco por la ventana.

En esta segunda temporada de “Estado Musical” las cámaras y el equipo del espacio viajan con más frecuencia fuera del estudio para buscar in situ historias y personajes de nuestra historia musical. Y este año lo que hicimos fue ir a buscar estas historias de música”, dice Osses y agrega un ejemplo: “Entonces nos partimos a Batuco  a hablar con la señora Rosa Navarrete, que es una cantora, que yo diría que es como la última que va quedando de su estirpe, que una estirpe muy noble, de canto campesino y que en general tiene mucha relación con la recopilación. La señora Rosa es profesora también y toca el guitarrón, que para quien conoce un poco de canto a lo poeta o de canto campesino resulta una cosa curiosa, porque no hay muchas mujeres que en la historia digamos que hayan tocado el guitarrón y la señora Rosa, es una de ellas (…) Necesariamente no estamos haciendo una televisión típica de la entrevista,  estamos haciendo una televisión de conversación y tenemos la mejor excusa, la música. 

-Además que en este tiempo de pandemia creo que hace falta mucho esa conversación. Hemos estado dos años encerrados literalmente en nuestras casas y ahora vemos que “Estado musical” va al exterior a buscar historias, a las mismas casas de los músicos que son protagonistas de esta conversación contigo, ¿no?

 De hecho tengo una historia personal que creo que refleja muy bien lo que es sacar “Estado musical” y lo que es hacer el tipo de televisión patrimonial que estamos haciendo en esto. Yo una de mis cuñada se llama Naomi y se llama Naomi por una canción de (Eduardo) Gatti. Entonces estaba en su trabajo y le piden que cuente exactamente de qué trata la canción de Naomi. Entonces ella pone en Google “Naomi Gatti” y adivina quién le sale. Le sale “Estado Musical”, le salimos nosotros, le sale La Red. Es decir, es curioso porque esa historia de esa canción no se había contado entonces. Nos dimos cuenta de que esto conlleva una responsabilidad. Si queremos hacer este tipo de televisión patrimonial, que estamos empeñados por lo menos en nuestra cabeza en hacerla, hay una enorme responsabilidad. Nosotros hacemos televisión que claro, nos gusta que entretenga, pero también hacemos televisión que inspira, hacemos televisión que acompaña y hacemos televisión que hace pensar. Tal vez para para la información está Google. Nosotros hacemos otra cosa más, picamos la información o proponemos un punto de vista.

-Qué artistas vamos a ver en esta temporada?

-Mira, nosotros la verdad, no paramos desde el año pasado una parte del equipo, algunos se tomaron sus vacaciones correspondientes, pero otros seguimos de largo porque sabíamos que el desafío era un poquito ampliar esta historia. Y este año lo que vamos a hacer es que, bueno, tenemos el honor de partir  con Joe Vasconcellos, quien vuelve a los escenarios en el “Estado Musical”. Y va a estar en un formato que no se ha visto. Que no se lo hemos visto. Es un formato íntimo. Es él con otro músico y es una maravilla, la verdad.  Y además, bueno, hay que decir la cantidad de historias que tiene Joe y su visión de la música. Su música tiene una cualidad muy especial, que es una música que tiene una cualidad mística insoslayable. Y eso no es menor si uno lo mira en el contexto de lo que fueron los años 90, que fueron estos músicos que tuvieron que reconstruir la alegría de un país. En un país que venía muy, muy, muy golpeado, no en su ánimo, en su fe, en su cultura. Y Vasconcellos sale con un sonido completamente distinto. Eso es lo que nosotros andamos buscando en esta temporada.

Julio Osses también menciona a otros nombres y no necesariamente locales,  como Scott Henderson, dentro de los convidados de esta edición 2022. “Una de las leyendas de la guitarra de jazz fusión, cuando vino a tocar en enero, Scott tuvo la generosidad de conversar con nosotros”. 

Al guitarrista que tocó con Chick Corea, el conductor suma como invitada de otro episodio a la cantadora Rosa Navarrete, de Batuco. “Yendo a buscar a la señora Rosa Navarrete a Batuco, la encontramos gracias a Américo Huerta, que se ha convertido en un colaborador súper sincero y súper generoso del espacio”. 

Y al momento de conocer a la señora Rosa, dice Julio Osses, lo primero que ve es que el guitarrón, su guitarrón chileno, está desafinado. “Yo toco guitarra, pero al final un guitarrón chileno, de 25 cuerdas, es un desafío. Monstruoso. Me conecto con algunos chiquillos de la 10.ª orquesta. Me empiezan a mandar videos instructivos (para afinar) y yo nervioso, durante una hora. Y todo eso está en el programa. Después volvimos a encontrarnos con la señora Rosa para disculparnos por este momento, que fue como divertido. Y la señora Rosa es muy sincera, la verdad. Él tiene esa honestidad brutal del campo y de la persona que hereda un poco de la tradición de la Violeta Parra, sin pelos en la lengua. Nosotros tenemos varios personajes así. Sabemos que Jorge González tiene algo de eso, sabemos que la Gran Cecilia tiene algo de eso. Sabemos que Álvaro Henríquez tiene algo de ese carácter, que un carácter indomable. Pero no solamente eso, porque también dijimos queremos ver el pop nuevo. E hicimos también este cruce generacional. Yo soy una persona que tengo 50 años, escribí libros de Los Prisioneros, vengo de la misma generación tuya que nos tocó reconstruir esta cuestión. Cuando no había nada, no había crítica, cuando no había comentario, cuando no había una inclusión de Chile, la industria del entretenimiento, la industria de la observación, del entretenimiento.

– Y a mí me tocó justamente ver la inserción de la precaria industria chilena del cine en el concierto internacional. Los festivales.

Claro, claro. Y tú ves también que es interesante observar y probablemente a ti te ha pasado, ir viendo cómo de repente aparecen estos creadores que tienen una lógica completamente distinta a lo que fueron los creadores antiguos. No son unos creadores que se relacionan de una manera súper amable con la tecnología. La tecnología no es, no les da susto como a nosotros, no que llegábamos y prendíamos los computadores rogando, rogando, rogando porque quedara guardado lo que nosotros habíamos escrito.

– Claro. Empecé a escribir en máquina de escribir. El computador llegó mucho después y era un lujo asiático, literal. 

 O sea, estamos, estamos claros y nos estamos enfrentando a una generación de creadores que no puede concebir que nosotros no hayamos tenido mail. ¿Acaso en algún momento la humanidad no tuvo e-mail?

– Claro, yo escribía y quiero recuperar esa tradición, cartas a mano. O sea, claro, con una cosa hermosísima que me entra una nostalgia apabullante. Pero sí, ese enfrentamiento con esta generación de artistas nativo digitales me imagino que está presente en esta temporada, ¿no?

 Sí, está muy presente. Esa línea de trabajo o esa línea de estudio nos gustó mucho y este año tratamos de desarrollarlo. Ya tuvimos una conversación con Marineros, que es probablemente la banda estrella del pop alternativo chileno que está saliendo muchísimo, vienen llegando de México, eso es otra cosa que tiene esta generación, que tú lo sabes bien, que son muy,  muy cosmopolitas. No, ellos no trabajan para para Chile solamente, o sea, trabajan para Chile, pero no para Chile solamente. Ellos trabajan pensando que su pantalla es la red y la red me refiero a internet, pero a la vez es su pantalla, es el mundo. O sea, están trabajando para un espectador o un auditorio mexicano o español. Ya vemos la relación de gente como Javiera Mena con España o como Álex Anwandter con México. Estuvimos con Augusto Schuster, conocido por su trabajo de actor. Sin embargo, Augusto es todo un productor ejecutivo de música. Se asoció con Chris Manhey e instalaron probablemente lo que es el estudio, uno de los estudios más modernos, no solamente de Santiago, sino que del Cono Sur, La Salitrera. Yo te diría que de la salitrera debe haber salido el 60 o 70% de la música nueva, no de los últimos cuatro o cinco años. Tal vez más. Fuimos también allá y vimos que ellos están experimentando incluso con realidad aumentada.

Julio Osses en esta segunda temporada mira de esta manera no solo al futuro de la música chilena. También hay una constante conciencia a contarnos el pasado de nuestra cultura musical, pero desde un punto de vista “chileno”. “Hay una historia que contar sobre el pop chileno, no solamente sobre el rock. Nos encanta el rock y este año vamos a tener rock, pero creo que la música popular chilena no ha sido bien narrada”, dice con convicción. ”Y nosotros estamos, recurriendo a todos los actores que tenemos a disposición, desde la musicología hasta los artistas, hasta los productores, los gestores, los intermediarios, estamos tratando de construir un relato oral en esto y yo agradezco de hecho tener la posibilidad de hacerlo por segunda vez y por segundo año. Este año el canal ha confiado en nosotros. Es decir, ya vengan y hagan su cuestión todo el año. Cada viernes. Y me encantaría que la gente (los artistas) dijera: “Mi primera fecha de este fin de semana es en ‘Estado musical’. Me encantaría eso. Me encantaría que eso pase y que fuera una fecha, una cita cultural por lo menos una vez a la semana. Y que eso quede ahí como televisión patrimonial, que es finalmente de lo que estamos hablando”.

En Vivo