Macron en medio de la humillación por haber intentado negociar con Putin advierte: “La guerra volvió a Europa y durará”

El espíritu de mediación de Europa no resultó y Emmanuele Macron ya se siente en guerra. Así lo señaló el día de hoy evidenciando su frustración por haber intentado solucionar las cosas con diálogo telefónico con Putin

Macron está a punto de definir públicamente si va o no a la reelección y juega sus cartas inteligentemente. Esta vez intentó ser mediador hablando al teléfono con Putin pero se dio cuenta que el líder ruso no pensaba retroceder.

Por eso, su papel de mediador en la crisis lo sitúa naturalmente por encima de sus adversarios políticos, que se ven obligados a competir con él en un terreno que no les es favorable: el de lo internacional, que siempre ha sido un dominio reservado al jefe de Estado. Ante la ausencia de Angela Merkel además, Macron busca llenar un sitial, el de líder.

Ahora que la UE busca redefinirse en pleno auge de partidos populistas y euroescépticos, ahora que también la OTAN se cuestiona (fue Macron el que dijo que la alianza estaba en “muerte cerebral“), en ese contexto de “revolución”, el presidente francés intenta recuperar la influencia perdida de la UE. señala el diario EL Mundo.

Francia dijo el jueves que “acelerará” el proceso para desplegar sus tropas y reforzar el flanco este de la OTAN, algo que ya comenzó a hacerse este sábado moviendo tropas a Rumania.

El envío de estos soldados “es parte de un impulso más amplio de los aliados de la OTAN para reforzar su fuerza en los miembros orientales, con miles de tropas movilizadas”, explica el portal Defence Talk.

En Vivo