Caso Valeria Vivanco: PDI ocultó por un mes informe que incrimina al detective imputado por homicidio

Un nuevo antecedente del crimen de la subinspectora asesinada en un operativo en La Granja salió a la luz y vuelve a poner la sospecha sobre la policía civil. Un informe realizado en el marco de un sumario interno determinó la presencia de residuos balísticos en las manos del detective Leonel Contreras solo cuatro días después de la muerte de la subinspectora. Sin embargo, este recién fue entregado el 29 de julio a Fiscalía

Ya han pasado cinco meses desde que el caso por el homicidio de la subinspectora Valeria Vivanco tomara un dramático vuelco que puso la sospecha sobre la propia Policía de Investigaciones (PDI).

El pasado 10 de agosto, un peritaje determinó que el disparo que dio muerte a la funcionaria durante un operativo en La Granja provino de un compañero, lo que dejó en libertad a los dos imputados que hasta ese momento estaban en prisi´ón preventiva.

Tres meses después, el 4 de noviembre, el detective Leonel Contreras fue detenido y acusado con el homicidio de Vivanco. Hoy, nuevos antecedentes vuelven a generar graves cuestionamientos contra la PDI.

De acuerdo a lo revelado por un reportaje de Chilevisión, un sumario interno de la institución incriminó a los funcionarios que participaron del operativo a solo cuatro días de su fatal desenlace.

Según consta en el sumario 304, el 17 de junio expertos de la PDI realizaron un peritaje de residuos balísticos a los tres detectives que acompañaban a la víctimas y los dos sujetos acusados en primera instancia.

El encargado del procedimiento, el perito químico José Garate, concluyó que habían residuos de disparo en las manos de Leonel Contreras. Sin embargo, este se ocultó y solo fue entregado el 29 de julio al fiscal encargado del caso, Cristian Toledo.

Este informe fue entregado al Laboratorio de Criminalística (Lacrim), donde estuvo 11 días antes de ser enviado el 29 de junio a la Brigada de Homicidios. El jefe subrogante de esta brigada, el subprefecto Erwin Rojas, asegura que no tenía conocimiento de que este había sido remitido.

“El día 15 se empezó el trabajo de microanálisis de las muestras de residuos de disparos levantadas a los funcionarios PDI de la Brigada de Homicidios, el día 13 de junio, el que estuvo listo el día 17 de junio. Conforme a ello, confeccioné el informe pericial, el que arrojó positivo para la presencia de residuos de disparo para el detective Leonel Contreras”, aseguró Gárate, según recoge Radio Bío Bío.

Sin embargo, su antiguo superior, Jorge Márquez, removido del cargo en agosto, desmiente ese testimonio e indica haber escuchado de parte de la subprefecta Viviana Acevedo, jefa del Lacrim, que Rojas supo de este peritaje dos semanas antes de entregarlo a Fiscalía.

El sumario interno de la PDI sigue en proceso y aún se esperan las responsabilidades que determine en la muerte de Valeria Vivanco. En tanto, la defensa del imputado de Leonel Contreras sostiene que este fue inculpado y que otro detective disparó contra la fallecida subinspectora.

En Vivo