Codelco inició arbitraje internacional para desentrampar proyecto minero en Ecuador, que dañaría el medio ambiente

Según información por el “Resumen“, el “proyecto Llurimagua” es la principal idea de la estatal chilena y la Empresa Nacional de Minería de Ecuador, donde pretender explotar más de 200 toneladas de cobre anuales. Proceso que ha sido seriamente cuestionado y entrampado por las comunidades de Itag, que acusan que destruiría el ecosistema de la región.

Codelco inició un “arbitraje internacional” en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), institución que responde al Banco Mundial, por la situación en la que se encuentra el proyecto Llurimagua, con serios cuestionamientos.

Este proyecto está comandado por la empresa nacional y Empresa Nacional de Minería de Ecuador, ubicado en la zona de Itag, donde buscan explotar más de 200 toneladas de cobre al año.

La decisión se toma para comenzar conversaciones “amistosas”, señalando que ENAMI de Ecuador no ha cumplido con la conformación de la sociedad conjunta que permitiría seguir avanzando a la parte exploratoria del proyecto.

Sin embargo, en el proceso donde Codelco se ha autoproclamado como “perjudicada”, tiene una serie de cuestionamientos no solo ambientales. En 2019 la Contraloría de Ecuador dio a conocer doce observaciones de este proyecto, concluyendo que las empresas no presentaron los planes anuales.

“Las empresas no presentaron los planes anuales de actividades y de inversiones de la concesión en el plazo establecido. Estos incumplimientos, según la entidad de control, constituían causal de caducidad contractual. Sin embargo, quedó como letra muerta”, señalaron.

Sin embargo, pese a todos los cuestionamientos, Codelco ha optado por continuar con el proceso de arbitraje. La defensa de la estatal nacional estará a cargo de los estudios jurídicos Sullivan & Cromwell y Robalino, estadounidense y ecuatoriana, respectivamente.

Por otra parte, en paralelo al proyecto existe un procedimiento judicial por una serie de vulneraciones denunciadas por las comunidades de Itag. Quienes acusan que este proyecto destruirá el ecosistema y dañará severamente el medio ambiente de la región.

Además, han exigido al Estado hacer cumplir los derechos de la población como también de la naturaleza. Este proceso ya lleva casi una semana de audiencia por parte de las comunidades que ingresaron dicha denuncia.

En Vivo