Desde Kramer a Denise Rosenthal: Carabineros espió por meses a humoristas, actores y alcaldes

Según documentos filtrados de la Dipolcar y dados a conocer por CIPER, durante diciembre de 2017 y febrero de 2018 se “pinchó” el teléfono de una conocida productora de eventos, lo que permitió que oficiales escucharan y grabaran conversaciones de artistas, abogados y personas del espectáculo. En la lista figuran el actor Daniel Alcaíno, el humorista Álvaro Salas, el periodista Carlos Zárate y representantes de Denise Rosenthal, Stefan Kramer y Jorge Alis, entre otros.

En el marco de la mayor filtración de documentos de inteligencia de Carabineros, una serie de artistas, humoristas y alcaldes fueron interceptados vía telefónica por la Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros (Dipolcar).

Así lo dio a conocer CIPER en su sexta entrega de una serie de reportajes sobre la información filtrada tras el masivo hackeo de documentos sensibles y que suman más de 220 GB.

En esos archivos se revela que la Corte de Apelaciones de Temuco autorizó a la Dipolcar a intervenir el teléfono de la productora de eventos Luisa Fernanda Zaldúa, de Latina Producciones, lo que permitió que durante diciembre de 2017 y febrero de 2018 los oficiales escucharan y grabaran conversaciones del actor Daniel Alcaíno, el humorista Álvaro Salas, el periodista Carlos Zárate y representantes de Denise Rosenthal, Stefan Kramer y Jorge Alis, entre otros.

Aunque los “pinchazos” fueron autorizados por un tribunal de justicia, fue en base a una premisa falsa, ya que desde la Dipolcar indicaron que el celular de la productora era del actor Daniel Alcaíno.

“No conozco ese número telefónico, nunca ha sido mío”, dijo Alcaíno al ser contactado por CIPER, mientras que Luis Fernanda Zaldúa confirmó que el número de teléfono interceptado efectivamente es de ella “desde hace muchos años” y que “no tiene nada que ver” con el actor que hace de Yerko Puchento.

Según los documentos analizados por CIPER, la Dipolcar ha intervenido teléfonos de alcaldes, abogados de derechos humanos, funcionarios públicos y líderes mapuche, durante los últimos 10 años.

Solo en La Araucanía la inteligencia de Carabineros ha intervenido al menos 221 teléfonos entre 2008 y 2018, donde se incluyen al alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao, el historiador mapuche Fernando Pairican, los abogados Karina Riquelme y Nelson Miranda, y el sacerdote jesuita David Soto Gómez.

Los archivos revelan que integrantes de la Convención Constituyente también han sido espiados por la inteligencia de Carabineros. En los documentos aparecen los nombres de los actuales convencionales Francisca Linconao, Adolfo Millabur y Manuela Royo.

Pero el nombre del actor Daniel Alcaíno figura en los registros de Carabineros a lo menos desde finales de 2017 en medio de la Operación Huracán.

En ese entonces la Dipolcar señalaba que el actor era un financista de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) según los diálogos falsos de WhatsApp y que fueron parte del montaje de Carabineros donde utilizaron el software conocido como Antorcha.

De hecho, según los documentos filtrados, la Dipolcar tenía otro grupo de diálogos falsos en contra del actor con el objetivo de enlodar su imagen pública.

El documento con que la Dipolcar solicitó a la Corte de Apelaciones de Temuco la intervención del teléfono de Alcaíno incluyó dos números: el suyo y el que en realidad correspondía a la productora Luisa Fernanda Zaldúa.

Sin embargo, cuando la autorización firmada por el ministro Aner Padilla llegó ocho días después, el celular de Zaldúa figuraba como si fuera de una hermana de Alexis Torres, frentista que desde 2012 está en la clandestinidad tras participar en el asesinato de un policía argentino.

El actor dijo a CIPER que todas las acusaciones en su contra en el marco de la Operación Huracán son falsas y que “ya sabía que estaba ‘pinchado'”.

Carabineros tenía 1.415 audios del actor los que fueron captados entre 2017 y 2018. Finalmente, en junio de 2018, la Fiscalía de Alta Complejidad de Temuco cerró la investigación que involucró a Alcaíno.

En el caso del historiador Fernando Pairican se le interceptaron sus llamadas porque proveía de armas de fuego a un comunero mapuche, según afirmaba la Dipolcar, sin embargo, esas acusaciones nunca se confirmaron.

Por su parte, el alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao, afirmó que “no conocía que mi teléfono estaba ‘pinchado’ y ni siquiera lo sospechaba”.

Su teléfono fue intervenido en la época de la Operación Huracán y según el alcalde por esa fecha comenzó a recibir amenazas.

“Coincidentemente comencé a recibir amenazas de todo tipo. Con esta noticia ya no sé si debo cuidarme de narcotraficantes, de ladrones o de Carabineros”, señaló.

Cabe recordar que el reportaje de CIPER corresponde a una serie de artículos sobre la masiva filtración sufrida por Carabineros, donde ya se reveló que la institución estuvo un mes rastreando agentes extranjeros inexistentes durante el estallido social. Esta denuncia se suma al seguimiento que sufrieron Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Camila Vallejo durante el movimiento estudiantil.

Fotos: Flickr/Shutterstock

En Vivo