Ejército gastó $73 millones en asignaciones de casa para funcionarios que ya tenían vivienda fiscal

Contraloría detectó el pago de la doble asignación a más 400 miembros de la institución castrense que no debían acceder al beneficio, lo que se produjo entre enero de 2019 y diciembre de 2020. El ente fiscalizador también advirtió irregularidades como errores en la fecha de asignación, cédulas de identidad no válidas y ausencia de registro del rol de las propiedades.

Poco más de $73,7 millones gastó el Ejército en el pago de una asignación de casa a 417 funcionarios de la institución que ya tenían vivienda fiscal y que, por lo tanto, no debían acceder a este beneficio.

Esta irregularidad es parte de las conclusiones de un informe del ente fiscalizador que advirtió el otorgamiento de esta doble asignación por parte de la División de Bienestar del Ejército entre enero de 2019 y diciembre de 2020, según reveló El Desconcierto.

Este beneficio habitacional otorga un 14% del sueldo y establece que el personal de la institución castrense puede acceder a él “mientras no ocupe casa fiscal o proporcionada por el Fisco”.

Contraloría también detectó otras irregularidades en los registros del programa de beneficios habitacionales del Ejército, como errores en la fecha de asignación, cédulas de identidad no válidas y ausencia de registro del rol de la propiedad.

El Ejército aseguró que “estos montos fueron reintegrados en su mayoría”. Sin embargo, solo 77 funcionarios habrían devuelto los dineros, alcanzando una suma de $31,7 millones. De acuerdo a Contraloría, estas transacciones no disponen de sus respectivos comprobantes y documentación.

En Vivo