Empresario Alex Saab, acusado de ser testaferro de Maduro, era informante de la DEA desde 2016

En el juicio en contra del empresario colombiano, acusado por lavado de activos, se dieron a conocer documentos que revelan que fue cooperante de la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, donde dio a conocer sobre la actividad criminal en la que estaba participando.

Documentos presentados en el juicio contra el empresario colombiano Alex Saab, acusado por lavado de activos y ser testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, demuestran que colaboró como informante de la DEA dando a conocer sobre la actividad criminal en la que estaba participando.

Las autoridades aseguran que Saab firmó un acuerdo de fuente cooperante con la DEA a mediados del 2018, según recoge La Redacción.

En un plazo de 12 meses Saab participó en cooperación proactiva como fuente confidencial de la DEA, según los documentos presentados en el juicio celebrado en el distrito sur en el Estado de Florida.

Los documentos fueron expuestos en la corte el 21 de febrero, pero se hicieron públicos recientemente por una orden del juez federal.

Antes de firmar el acuerdo, se dijo que Saab se reunió varias veces con agentes de la DEA, siendo la primera reunión, en 2016 en Bogotá Colombia.
Los agentes le explicaron la información que tenían sobre él y sobre el esquema de lavado de dinero, se reunieron en otras ocasiones y a mediados del 2018, Saab firmó el acuerdo de fuente cooperante

Esta semana se supo de la colaboración de Saab con el gobierno de los Estados Unidos durante el 2016, al autorizar el juez del caso levantar la reserva del sumario.

Una fuente cercana a la investigación confirmó que dicha colaboración no estuvo directamente relacionada con las órdenes de captura emitidas a los oficiales cercanos al gobierno de Maduro y otros personajes destacados del mismo, las cuales se emitieron con anterioridad a dicha colaboración, desde Nueva York, cuya jurisdicción es diferente a la de Miami con la que Saab se encontraba colaborando.

El gobierno estadounidense, le dijo a Saab que en 2019 tendría que entregarse voluntariamente en Florida, de no hacerlo presentarían cargos criminales en su contra y dejaría de ser cooperante, pasando de ser sancionado por el Departamento del Tesoro.

Saab no se entregó y en julio del 2019 el Departamento de Justicia presentó la acusación formal.

El empresario que manejó por mucho tiempo todo lo relacionado a las finanzas para compra de medicamentos y alimentos de los venezolanos hoy se encuentra en medio de una batalla.

Mientras el gobierno venezolano defendió a Saab, quien se declaró inocente ante la justicia en Florida, asegurando que trabajaba en calidad de diplomático.

Fotos: Wikipedia/Shutterstock

En Vivo