Estudio revela que seis de cada 20 personas ha difundido noticias falsas sobre la Convención, pero solo 1 de cada 20 lo reconoce

Un encuesta de ONG Derechos Digitales y Datavoz arrojó que la mayor fuente de desinformación sobre el proceso constituyente son las redes sociales. Un 48% indicó que la fuente a través de la cual se enteraron de noticias falsas fue Internet.

Tras nueve meses de trabajo de la Convención Constitucional, la ONG Derechos Digitales y la encuestadora Datavoz publicaron un estudio que reveló que un 58% de las personas entrevistadas reconoció haber conocido información sobre el proceso constituyente que finalmente era falsa. 

El objetivo de la investigación, que consideró 1.413 entrevistas, fue analizar los medios de información utilizados para seguir a la Convención. En ese sentido, el estudio abordó un asunto de especial preocupación al interior del órgano: las noticias falsas.

Quienes llevaron a cabo este trabajo, definieron esto como “desórdenes informativos”. Dicho concepto “considera tanto la información falsa y/o información basada en la realidad, pero tergiversada y que es creada deliberadamente para dañar a una persona, grupo social, organización o país”.

En ese línea, más de la mitad de los encuestados afirmó haber sido parte de estos espirales de desórdenes informativos en el marco de la discusión constitucional. 

Un dato llamativo que arrojó el estudio es que un 48% de esas personas indicó que la fuente a través de la cual se enteraron de noticias falsas son las redes sociales. A su vez, un 21% apuntó a la televisión.

El problema de las fake news es cuando comienzan a esparcirse sin control, causando desinformación en la ciudadanía. Sobre esto, el informe reveló que 6 de cada 20 personas ha compartido información que resultó ser falsa. Sin embargo, solo 1 de 20 lo reconoce. Por tanto, son pocos los que se atreven a aceptar su error cuando se enteran de que la noticia que divulgaron sobre la Convención no era cierta. 

El estudio concluye señalando que, más allá de la veracidad o falsedad de la información, las personas suelen compartir noticias en redes sociales con sus preferencias ideológicas.

Cabe recordar que a solo dos meses de que se instalara la Convención Constitucional, el pasado 4 de julio, un estudio advirtió que el órgano redactor estaba siendo atacado por una “guerrilla digital” que tenía la intención de desprestigiar la Convención.

“Venimos denunciando este fenómeno desde antes del plebiscito del Apruebo/Rechazo. Dimos cuenta hace once meses de una acción coordinada para posicionar la postura del ‘Rechazo’ como mayoritaria en redes sociales, a través del uso de cuentas anómalas y acciones organizadas de copamiento de la agenda”, señalaba en ese entonces Pedro Santander, responsable de la investigación realizada por Fundación Interpreta y publicado en CIPER.

La campaña de desprestigio y mentiras ha sido una constante durante todo el periodo que ha trabajado la Convención, siendo el último capítulo la entrevista que dio el convencional Bernardo Fontaine a Las Últimas Noticias donde afirmaba que se había aprobado una norma que establecía que los fondos de pensiones serían expropiados.

“Los trabajadores ya no serán dueños de sus ahorros provisionales”, fue la frase con que tituló el medio de propiedad de El Mercurio y que generó críticas transversales, además de ser calificada de una gran y absoluta mentira.

“La campaña de mentira y desinformación contra la Convención recién está empezando. Debemos enfrentarla directamente entre todos y todas”, escribió en ese entonces el convencional Mauricio Daza en su cuenta de Twitter, desmintiendo las palabras de su compañero en la Convención.

En Vivo