“Hicimos el primer agujero en el dique de contención de la dictadura”: Rodolfo Seguel a 39 años de la primera protesta contra Pinochet

El 11 de mayo de 1983 se dio inicio a una serie de manifestaciones masivas contra la dictadura, un levantamiento que desestabilizó al régimen de Augusto Pinochet y que abrió el camino para la transición a la democracia. El líder de ese movimiento y ex presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Rodolfo Seguel, conversó con LaRed.cl sobre este proceso que dejó casi 70 muertos y 800 heridos a manos de la brutal represión de los militares y del que, asegura, “nunca más hubo vuelta atrás”.

En 1983, a casi 10 años del golpe militar, el “milagro” económico chileno, como bautizaron los defensores del régimen al modelo neoliberal implementado por la dictadura de Augusto Pinochet, no vivía precisamente su mejor momento.

Tres años antes, a comienzos de la década, una grave recesión afectó a los mercados internacionales y sus efectos golpearon duramente a Chile: el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo en un 14,3%, el desempleo llegó al 23,7%, el peso se devaluó en 18% y el gobierno militar decidió intervenir ocho bancos y licitar empresas estatales como Chilectra y la Compañía de Teléfonos.

Esa coyuntura marcaría el inicio del primer levantamiento popular en contra de la dictadura, cuando el Congreso Nacional de la Confederación de los Trabajadores del Cobre (CTC) decidió convocar a un paro nacional de trabajadores que finalmente decantaría en una serie de jornadas de protesta nacional entre 1983 y 1984, un hito que este 11 mayo cumple 39 años.

El líder de ese movimiento y por entonces presidente de la CTC fue Rodolfo Seguel, que conversó con LaRed.cl y recordó que todo nació como una propuesta para generar un paro del cobre. Distintos sindicatos se articularon en torno a la huelga, sin embargo, esto levantó las alertas en la dictadura y puso en riesgo la vida de los trabajadores.

Congreso Nacional de la CTC en Punta de Tralca, 1983

“La Iglesia me entrega la información de que iba a haber una matanza muy grande en los minerales, especialmente en El Teniente, en Chuquicamata y muy fuerte en El Salvador”, cuenta el ex diputado de la DC.

“Yo recorrí y vi El Teniente completamente tomado por las tanquetas y muchos militares”, agrega el ex dirigente, que luego de constatar la amenaza de los militares, decidió cambiar el llamado a paro por uno a protesta nacional.

“Fuimos quienes hicimos el primer agujero en el dique de contención de la dictadura militar, y cuando se le hace el primer agujero, es más fácil abrir todos los demás. Nunca más hubo vuelta atrás”, reflexiona hoy Seguel sobre el inicio del movimiento social que desestabilizó al régimen de Pinochet.

Además, el ex presidente de la CTC desmonta el mito de que la dictadura se derrocó con el plebiscito de 1989: “¿Que se ganó con un lápiz y un papel?, no. Esa fue la culminación de un proceso de muchos años, donde cayeron muchos”.

En ese sentido, la respuesta del régimen de Pinochet frente a las masivas manifestaciones fue una brutal represión que dejó un saldo de 69 muertos, 780 heridos y 5.706 detenidos, según el estudio La explosión de las mayorías, Protesta Nacional 1983-1984, publicado por ECO.

A casi cuatro décadas de esos hechos, Rodolfo Seguel ve una continuidad entre las protestas del inicio de los ’80 y las del estallido social del 18 de octubre de 2019.

“Nueva Constitución, derechos sociales, seguridad social, las jubilaciones, los sueldos, los derechos de los trabajadores; todas las reivindicaciones eran exactamente las mismas. La diferencia abismante son los métodos. Nosotros no usábamos métodos violentos y nunca aceptamos la violencia”, puntualiza el histórico líder sindical.

En Vivo