Irací Hassler traza diferencia con ex alcalde Alessandri: “En mi gestión no habrá carabineros en los techos del Instituto Nacional”

La alcaldesa de Santiago, además, se defendió de las críticas contra la izquierda, sector al cual se le acusa de no haber condenado la violencia en los últimos años. “Siempre hemos condenado la violencia, pero resolverla no es tan sencillo como condenarla”, precisó Irací Hassler. 

La alcaldesa de Santiago (PC), Irací Hassler, se refirió a la crisis de seguridad que afecta a su comuna y a todo el país, reflejada de manera trágica en la muerte de la periodista Francisca Sandoval, quien recibió un disparo en la cabeza en Barrio Meiggs, mientras cubría las manifestaciones por el Día del Trabajador el pasado 1 de mayo. 

“Es un hecho trágico, doloroso, gravísimo y como municipalidad interpusimos una querella que ya fue acogida y pusimos a disposición todos los registros de nuestras cámaras para que exista justicia y no impunidad”, aseguró la edil en entrevista con La Tercera, añadiendo que esta problemática es producto del abandono por parte del Estado en las últimas décadas.

Pese a ello, se mostró optimista frente al Gobierno de Gabriel Boric y afirmó que esta administración “está asumiendo el desafío de la seguridad y combate al crimen organizado como prioridad, con énfasis en controlar la tenencia de armas y recuperar nuestros espacios públicos”. 

Respecto a su gestión, la jefa comunal aseguró que “no existe una mano blanda en Santiago”. Para graficar aquello, indicó que junto a su equipo ha realizado más de 60 operativos mensuales con más de 400 fiscalizaciones para controlar el comercio ambulante. El problema, señaló, es que “en nuestra comuna y en el país el comercio ilegal creció bruscamente producto de diversas situaciones como la crisis económica pospandemia y la crisis migratoria. Esa es la realidad”. 

“No veo un complejo de la izquierda con la seguridad”

La militante del PC se defendió de las críticas contra su sector político, a quienes se les acusa de no haber condenado la violencia con la suficiente convicción en los últimos años.

“Siempre hemos condenado la violencia, pero resolverla no es tan sencillo como condenarla”, precisó. “Implica poder resolver problemas de fondo que tiene nuestro país para que exista una mejor convivencia y, como le decía, fortalecer los derechos sociales”, planteó la economista.  

Y luego recalcó que “este gobierno y nuestro sector tiene muy clara la preocupación de la ciudadanía con la seguridad. La mayoría de nosotros vive en los barrios de Santiago, incluido el Presidente, conocemos su realidad”. 

“No veo un complejo de la izquierda con la seguridad, sino que una empatía con el problema y una prioridad”, aclaró Hassler. 

Tomas en liceos de Santiago 

La alcaldesa abordó también las tomas que existen en varios recintos educacionales emblemáticos de Santiago, como el Instituto Nacional o el Internado Nacional Barros Arana (INBA), señalando que su tarea es “recomponer las relaciones” con los estudiantes, tras un periodo marcado por “mucha violencia y falta de diálogo”, en alusión a la administración anterior del ex alcalde Felipe Alessandri (RN).

“Escuchar a los estudiantes es fundamental”, aseguró. “Creo que esa actitud marca una diferencia muy profunda en cómo se había abordado este tema desde un gobierno central y comunal que buscó criminalizar. En mi gestión no habrá carabineros en los techos del Instituto Nacional y tampoco entrando a los colegios”, prometió la líder comunal. 

“No es un camino sencillo, pero a partir del diálogo hemos generado reparaciones en los establecimientos y un cambio en educación sexual integral, no sexista y ambiental, que son prioridades que han puesto las comunidades educativas sobre la mesa”, cerró.

En Vivo